Detenida una empleada que robó medio millón de euros en la empresa en la que trabajaba

El gerente denunció las anomalías contables ante la Guardia Civil

La detenida trabajaba en una empresa de gestión de residuos de Cartagena
La detenida trabajaba en una empresa de gestión de residuos de CartagenaGUARDIA CIVIL

La Guardia Civil ha detenido a la empleada de una empresa de gestión de residuos de Cartagena por apropiarse, de forma indebida, de cerca de medio millón de euros después de que el gerente de la mercantil, con sede en Cartagena, denunciara ante la Guardia Civil una serie de anomalías detectadas en el estado de cuentas, que habían generado unas pérdidas económicas cercanas al medio millón de euros.

Los investigadores realizaron un exhaustivo estudio de la documentación mercantil, desde albaranes, hasta facturas y recibos, donde fueron contrastando todos los detalles de las ventas de las mercancías, principalmente materiales metálicos destinados a chatarra.

En los documentos examinados los agentes detectaron ciertas discordancias en el peso de los materiales que habían sido adquiridos por la empresa y el importe económico que se abonaba por éstos a los clientes.

Una vez obtenida la información necesaria, la Guardia Civil centró su objetivo en una empleada de la empresa que tenía total acceso tanto al dinero, como a la gestión y al archivo de las facturas y albaranes, por lo que se perfilaba como la principal sospechosa.

Tras obtener un mandamiento judicial para el registro de su vivienda, la Benemérita examinó el inmueble, donde halló dinero en efectivo así como numerosos bienes de consumo tales como prendas de vestir de prestigiosas marcas, relojes, joyas y otros accesorios, algunos de ellos aún con las etiquetas, que resultaron incautados y puestos a disposición de la autoridad judicial como indicio del elevado tren de vida que la mujer investigada llevaba.

Según la investigación, la arrestada, presuntamente y valiéndose de su puesto de trabajo, modificó los albaranes alterando el peso de las mercancías, aumentándolo desproporcionadamente, lo que había generado una diferencia económica de la que, al parecer, se había apropiado.

El método que utilizó durante cerca de cuatro años, había pasado desapercibido a los responsables de la empresa perjudicada, que cifran las pérdidas económicas en cerca de medio millón de euros.

La arrestada, los efectos intervenidos y las diligencias instruidas han sido puestos a disposición del Juzgado de Instrucción número 1 de Cartagena.