Murcia endurece los controles en carretera este fin de semana para evitar desplazamientos

Hasta el pasado miércoles, las autoridades policiales han detenido a 40 personas e interpuesto más de 9.000 sanciones

Decimosexto día de confinamiento para frenar el coronavirus
ATIENZAEFE

El delegado del Gobierno en la Región de Murcia, José Vélez, ha anunciado un incremento de los controles en las carreteras para evitar desplazamientos durante el fin de semana a segundas residencias y zonas turísticas, y ha recordado la “obligatoriedad de permanecer en casa", salvo causas debidamente justificadas.

De esta forma, ha insistido en que cumplir con las normas de confinamiento es fundamental para controlar la cifra de contagios por coronavirus e invertir la tendencia definitivamente.

“La obligación de controlar y sancionar el incumplimiento de las normas del estado de alarma es de las autoridades, pero salir de esta situación es cosa de todos, por lo que, quedarse en casa, no es una obligación, es un ejemplar ejercicio de responsabilidad”.

De la misma manera, ha dado dado instrucciones a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y policías locales para intensificar los controles en los accesos y salidas de todas las poblaciones de la Región.

Hasta el pasado miércoles, día 1 de abril, cuarenta personas han sido detenidas y más de 9.000 sanciones interpuestas en la Región de Murcia por de las normas del Estado de Alarma.

Controles Guardia Civil

El pasado fin de semana, la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil realizó más de 7.000 controles, con más de 128.000 vehículos interceptados, e interpusieron 3.700 denuncias en toda España.

Desde la declaración del estado de alarma, el comportamiento de la mayoría de los ciudadanos ante estas restricciones a la movilidad ha sido correcto y responsable, tal y como se recogen en las intensidades diarias de tráfico, donde se aprecia un descenso de un 83 por ciento del tráfico de vehículos ligeros en los días laborales, que alcanzó el 92 por ciento durante el pasado fin de semana.