Se buscan voluntarios para ayudar a la conservación de las abejas

La Asociación ANSE llama a la ciudadanía a acoger a los polinizadores en sus terrazas, jardines y huertos

Jardinera para atraer polinizadores al balcón: Caléndula, Aliso, Salvia, Margarita marítima, Siempreviva y Satureja
Jardinera para atraer polinizadores al balcón: Caléndula, Aliso, Salvia, Margarita marítima, Siempreviva y SaturejaANSELa Razón

Si hay un insecto que hay que proteger, es la abeja. Con motivo de la celebración hoy 20 de mayo del Día de la Abejas, la Asociación de Naturalistas del Sureste (ANSE) ha querido hacer un llamamiento a la ciudadanía para que participen como voluntarios en la adopción de medidas de conservación de estos polinizadores silvestres. Se trata de una iniciativa que se ha popularizado en varios países del mundo, como Estados Unidos, y que consiste en fomentar su trabajo a través de medidas que se pueden poner en marcha en los jardines, terrazas y huertos personales.

La Asociación, para facilitar la participación, ha editado una breve guía con diez fichas que incluye diferentes modelos de conservación, que van desde la ejecución de jardineras para los balcones, la diversificación de praderas de césped, la ejecución de bandas de flores, el diseño para jardines autóctonos o consejo para hacer más atractivos los huertos privados a los polinizadores.

Todo esto está recogido en la página web de ANSE en la que para unirse a la campaña hay que rellenar un formulario y remitir fotos de la actuación que se quiere poner en marcha. “El objetivo es crear un mapa interactivo de iniciativas de conservación de los polinizadores del Sureste Ibérico”.

Ciudades como refugio

Desde la Asociación se pretende, por un lado, llamar la atención sobre la importancia que pueden jugar las zonas verdes en la conservación de las abejas, ya que han demostrado que las ciudades tienen una “elevada diversidad de especies, lo que hace actuar como auténticos refugios”. Y por otro lado, se quiere contribuir a paliar las amenazas que se ciernen sobre el grupo como consecuencia del uso de pesticidas, los cambios en el uso del suelo, la introducción de enfermedades o el cambio climático.

“Ante la situación actual de los polinizadores, Organismos internacionales como la UICN (Unión Internacional para la conservación de la Naturaleza), el CBD (Convenio para la Diversidad Biológica) o el IPBES (Plataforma Intergubernamental de Políticas Científicas para la Biodiversidad y los Servicios de los Ecosistemas) han llamado la atención sobre la necesidad de actuar para salvaguardar estas especies y las funciones que desarrollan en los ecosistemas y los sistemas agrícolas”.

Más de 1.000 especies de abejas

Desde la Asociación han querido remarcar la importancia que tiene la polinización en el ecosistema, ya que se trata de un proceso natural del que las poblaciones humanas han obtenido beneficios que, en muchas ocasiones, ha sido incluso económico. Así, insisten en que resulta “imprescindible” para la conservación de la biodiversidad, el funcionamiento de los ecosistemas y la producción agrícola.

"En el Sureste Ibérico, las abejas constituyen el grupo más abundante de polinizadores (más del 80 por ciento), si bien también participan otros insectos como sírfidos (moscas), escarabajos, hormigas y mariposas. Igualmente, aunque algunas personas asocian el término ‘abeja’ a la abeja doméstica (Apis mellifera), existe un elevado número de especies silvestres (no domesticadas) y en muchos casos solitarias: tan sólo en España hay registradas más de 1.000 especies de abejas. Además, conviene recordar que la mayor parte de los polinizadores son inofensivos.

La iniciativa se enmarca en el proyecto, “Corredores agrícolas para la adaptación al cambio climático de poblaciones de polinizadores” con al apoyo de la Fundación Biodiversidad del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico y de las empresas de alimentación ecológica NaturGreen y Ecomil. El proyecto cuenta con la supervisión científica del Instituto Murciano de Investigación y Desarrollo Agroalimentario (IMIDA).