Caen nuevos cascotes de la fachada de la Catedral de Murcia

Huermur exige a Cultura medidas contundentes para uno de los monumentos más importantes de toda la Región de Murcia

Imagen de los bomberos y la Policía Local de Murcia acordonando la plaza Belluga tras la caída de los cascotes de la fachada de la Catedral de Murcia
Imagen de los bomberos y la Policía Local de Murcia acordonando la plaza Belluga tras la caída de los cascotes de la fachada de la Catedral de MurciaLa RazónLa Razón

La Asociación para la Conservación de la Huerta y el Patrimonio de Murcia (Huermur) ha exigido hoy a la Dirección General de Bienes Culturales que se ordene de manera urgente la puesta en marcha de medidas “contundentes” para acabar con la caída de cascotes y sillares de las fachadas y cornisas de la Catedral de Murcia, tras unos nuevos derrumbes que se han producido este jueves en el imafronte barroco.

De hecho, la Policía Local y los Bomberos han tenido que acordonar parte de la plaza Belluga para garantizar la seguridad y la protección de los viandantes, y especialmente después de que ocurriera lo mismo a principios de mes.

Huermur ha reprochado a los responsables autonómicos de Cultura que sigan “plegándose a las posiciones y tiempos del Cabildo Catedralicio y la Diócesis de Cartagena”, que tras los últimos derrumbes de hace unas semanas, anunciaron que las obras de intervención en la fachada principal de la Catedral de Murcia estaban paralizadas.

La entidad conservacionista ha expresado que “la intervención que requieren las fachadas de la Catedral no puede seguir esperando ni un día más, hace falta que Cultura ordene de inmediato la ejecución de las medidas que ya se estudiaron e informaron hace meses tras las denuncias de Huermur por anteriores caídas de cascotes y sillares de uno de los principales monumentos de todo el sureste español”.

En este sentido, la asociación exigirá a Cultura que ejecute de forma subsidiaria las obras, pasando los gastos al Obispado, "si este no actúa ya para proteger las cornisas y fachadas, impidiendo así nuevas caídas de fragmentos de este monumento nacional, considerado también Bien de Interés Cultural (BIC)”.

Huermur señala que cada vez los desprendimientos de las fachadas de la Catedral de Murcia se suceden en plazos más cortos de tiempo, y las administraciones "no pueden permitir que no se ataje de una vez por todas esta serie de nefastas noticias, con el posible peligro que pudiera llegar a acarrear”.

Por último, recuerda que la Catedral de Murcia es uno de los monumentos más importantes de la Región, "y requiere de todos los cuidados que sean necesarios para su conservación en buen estado, por lo que exigiremos de nuevo que se arbitren todas las medidas para su correcta protección y cuidado, y que así se conserve en el mejor estado para futuras generaciones”.