Condenado por decirle a su expareja que quería vomitar cuando tenían sexo

La llamó “marrana” y la acusó de no cuidar de sus hijos

El juez le acusa de un delito de injurias
El juez le acusa de un delito de injurias FOTO: POLICÍA NACIONAL POLICÍA NACIONAL

La Audiencia Provincial de Murcia ha desestimado el recurso presentado por un hombre contra la sentencia de un juzgado de lo Penal de esa capital que lo condenó a cinco días de localización permanente por humillar a su expareja con expresiones tales como que cuando tenía sexo oral con ella le daban ganas de vomitar.

La sentencia, a la que ha tenido acceso Efe, señala que el juez de lo Penal recogió como hechos probados que los hechos ocurrieron en julio de 2019, cuando el acusado la injurió con expresiones de desprecio de ese tipo, junto con otras en las que llamaba “marrana” y le decía que no cuidaba de los hijos.

El relato añadió que aquel mismo mes ella dejó la vivienda familiar de forma voluntaria y que en mayo de 2020, cuando intentó regresar, se encontró con que no pudo acceder al interior de la misma al haber cambiado el acusado la cerradura, “sin que conste que lo hiciera con ánimo de perjudicarla”.

La sentencia, ahora confirmada por la Audiencia Provincial de Murcia, lo condenó a cinco días de localización permanente por un delito leve de injurias, al tiempo que lo absolvió de los delitos de coacciones y maltrato en el ámbito de la violencia familiar.

El tribunal, al desestimar su recurso, dice que las expresiones que utilizó era vejatorias y afectaban a la dignidad de la persona a la que iban dirigidas, por lo que merecen el reproche punitivo de la condena.

El fallo añade que él mismo reconoció en el juicio que las pronunció, si bien intentó justificarlas diciendo que con las mismas no trataba de ofenderla o humillarla