“Las cortinas de humo de Podemos”

Es llamativo que Iglesias se ponga como objetivo acabar con la monarquía, sobre todo porque sabe que es imposible

No tengo ninguna crítica que hacer a que Pablo Iglesias y los suyos sean republicanos. Lo sorprendente sería que fueran monárquicos. Nadie espera que lo sean. Otra cuestión distinta es el activismo antimonárquico como instrumento de lucha partidista y, sobre todo, cortina de humo para desviar la atención de aquellos asuntos que realmente preocupan a los ciudadanos. No hay que ser un gran politólogo para entender que la sociedad espera acuerdos y una política más centrada, pero la realidad es que Podemos está instalado en su activismo asambleario pseudorevolucionario.

Es verdad, también, que ni han engañado ni engañan, porque son una izquierda dogmática que desborda no solo al PSOE sino a la vieja IU. El propio Alberto Garzón aclaró en el diario.es que no era de izquierdas sino comunista. Por eso no entiendo que moleste que se defina al gobierno como social-comunista. Tienen la piel muy fina. Hay que insistir en que el comunismo ha demostrado que en todos los países donde ha gobernado se han vulnerado todos los derechos humanos con genocidios y crímenes de todo tipo, robado, provocado golpes de Estado, guerras civiles…. No hay monstruosidad que no haya cometido.

Es llamativo que Iglesias se ponga como objetivo acabar con la monarquía, sobre todo porque sabe que es imposible. No solo el PP, PSOE, Cs y Vox pasan de esa bravuconada, sino que la sociedad ignora estas excentricidades. Esta bien que rearme su ofensiva, lástima que no tenga proyectos más sólidos, y que asuma que no hay una correlación de fuerzas para conseguirlo, pero estamos ante una cortina de humo para intentar cortar la sangría de votos que sufre la formación que lidera.

Hay una serie de comodines que resultan útiles a la izquierda, sobre Franco y la Desmemoria antidemocrática he escrito en muchas ocasiones, pero hay otros que funcionan muy bien como la monarquía, los ricos, el PP y la Gürtel, que llega la ultraderecha de Vox…. La izquierda ahora está dedicada a agitar las calles en Madrid. No son casuales las manifestaciones de vecinos donde se leen o escuchan disparates enormes.

La cuestión es que ni desde Podemos ni el PSOE se paran este tipo de iniciativas y la razón es que no son espontáneas, sino que son impulsadas por asociaciones que controlan. En lugar de dedicarse sin éxito a acabar con la monarquía estaría bien que los dirigentes de Podemos se ocuparan a gobernar desde la eficacia, el rigor y la prudencia.