Desespañolizar

La Razón
La RazónLa Razón

L4 Española

Besar, competir, hacer política. La española cuando besa, besa de verdad. La española cuando compite, compite de verdad. La política cuando es como Inés Arrimadas, triunfa también de verdad.

–¡Mira que si gana Inés las elecciones del próximo día 21 en Cataluña, como ha ganado Lydia Valentín el campeonato del mundo de halterofilia! Las encuestas, de momento, quieren a Inés como ha querido la halterofilia a Lydia en el campeonato del mundo. Lydia, en su categoría de 75 kilos, tres oros (en arrancada, dos tiempos y total). Lydia, mujer de oro, mujer «hat trick», como Messi o CR7 en fútbol. Lydia lo tiene todo para ser totalmente atractiva: guapa, fuerte, campeona.

–¿Cuál es tu secreto, Lydia, para ser tan totalmente atractiva? Soñar, creer, sacrificio...

Gracias, Lydia, por tus oros y por hacer «grande» a España.

M5 Dinero

Siglo XXI: globalización, oferta y demanda y dinero. Eso es el siglo XXI. Lo he escrito alguna vez: la más poderosa de las ideologías es la ideología del dinero. Hace años –está ya desde hace tiempo en el más allá– José Vicente Puente, periodista, hedonista y ocurrente, me dijo: «Yo tengo tres amores. El amor a la mujer, qué gozo y qué placer. El amor al dinero, el placer de la tranquilidad. Y el amor a la lectura.

Leo que Messi, en el Barça, va a ganar cada año, hasta 2021, la canija cifra de 70 millones brutos.

–¡Ostras, qué tío, qué gozo, qué placer, qué tranquilidad! Si viviese, el señor Marx, en lugar de extrañarse, diría:

–El futbolista es una mercancía sujeta a las fluctuaciones del mercado. Lógico. Hay que felicitar a Messi por ser una mercancía tan valiosa. La vida, se dice, da patadas, pero Messi, gracias a sus patadas, se ríe de la vida.

J7 Real Madrid

En la Champions, uno quiere que el Real Madrid vuelva a ser el que ha dejado de ser, de momento.

–Oh, Real Madrid, oh, sol de España.

Sol y Real Madrid, o sea España, no la España que quieren jorobarnos los demócratas de toda la vida con una España sin toros, una España sin Belén, una España unilateralista, una España secesionista, una España plural, una España asimétrica, una España –en fin– desespañolizada.

–Ortega y Unamuno –me recuerda hoy un intelectual politizado– querían una España europeizada y ahora que los extranjeros (turistas) quieren una España de sol y Real Madrid, los demócratas de toda la vida alientan una España desespañolizada. Rota.

Florentino Pérez, menos mal, es un españolazo de toda la vida que, últimamente, por cierto, anda mohíno.

–Florentino no se conforma con un Real Madrid «corista» en la Champions. «Hay que ganarla también esta temporada», rumia, piensa, ansía. Habrá sorpresa a no tardar, como especulan tus compañeros –me dice quien me lo dice­–. Y quien me lo dice, nunca me ha dejado mal. España, sol, Real Madrid. ¿Por qué esos señores que viven tan opíparamente de sus conciudadanos de papeleta y urna cada cuatro años son como son, envidiosos y jorobadores?