¿Dos más dos son cuatro?

La Razón
La RazónLa Razón

La política no es una ciencia exacta y no sabemos las consecuencias en las urnas del pacto entre Podemos e IU, aunque todo parece indicar que puede resultar positivo para ambas formaciones. Las matemáticas nos enseñan que dos más dos son cuatro, pero en otras disciplinas no tiene por qué ser así, ya que el resultado puede ser superior o inferior. La política es una de ellas. No lo clarificaremos hasta el día en que se abran las urnas. Es cierto que más de 5 millones de españoles apoyaron a Podemos y cerca de un millón a IU en las elecciones del pasado 20 de diciembre. Una coalición les hubiera permitido superar al PSOE en votos y estar cerca de hacerlo en diputados, aunque no sabemos cuál habría sido el comportamiento del electorado tradicional de socialistas y populares. Al PP le conviene que la campaña se polarice con Podemos y no con el PSOE, porque tener como adversario a la coalición que liderada Pablo Iglesias le favorece para atraer al voto útil o del miedo. El centro derecha sabe ahora que existe un riesgo claro de un gobierno donde la izquierda radical tenga un peso muy importante. Por otra parte, Podemos genera ilusión en la izquierda española y es posible que pueda aumentar el número de escaños gracias a los votos de IU e incluso atraer votantes socialista desencantado tras el espectáculo que hemos vivido en los últimos meses. No creo que consideren que Ciudadanos es una formación de izquierdas, sino más bien la marca blanca del PP. En este pintoresco galimatías que organizó Pedro Sánchez con su geometría variable, por la que era aceptable un acuerdo entre Cs y PSOE con el apoyo de Podemos, me parece que Rivera tiene un problema, quizá me equivoque, porque el voto que arrebató al PP no se quedó muy satisfecho con su ferviente y férreo apoyo a los socialistas. Los que decían que todo iba a ser similar se han equivocado, porque el escenario está muy abierto y el PSOE tiene un grave problema. Podemos será el enemigo a batir, pero sigue teniendo credibilidad y predicamento en la izquierda.