El 12 de Octubre, un hito universal

El 12 de Octubre es una de las fechas más importantes de la historia de la Humanidad. Ese día del año 1492, Juan Rodríguez Bermejo, Rodrigo de Triana, avistó desde la cofa de la «Pinta» la isla de Guanahaní. Era el descubrimiento de América. Cristóbal Colón realizó una gesta extraordinaria al servicio de los Reyes Católicos que abrió el Nuevo Mundo a los europeos. El almirante de la Mar Océana iniciaba una era de navegaciones que uniría todos los continentes. España dejó allí una huella profunda y muy positiva en todos los terrenos. Hispanoamérica es una obra de la civilización española cuyos virreinatos se separaron de la madre patria en el siglo XIX pero que siempre permanecerán unidos a una nación que les llevó la civilización e integró a su población indígena. Los españoles actuaron de forma muy distinta a la que hicieron otros imperios. No fue todo perfecto, pero una vez más el balance es extraordinariamente positivo. Otra cosa distinta es el disparate de la Leyenda Negra o la ignorancia de algunos historiadores y políticos que cuestionan la excelsa obra civilizadora que realizó España o que idealizan las brutales civilizaciones que existían en el continente. El gran historiador Rafael Altamira fue decisivo para que se abrieran otra vez los puentes entre España y sus antiguos virreinatos en un fructífero proceso que se ha mantenido hasta nuestros días. Altamira es uno de esos grandes hombres que merecerían una calle en todas las poblaciones españolas para que nunca olvidemos su extraordinaria contribución al servicio de España. Lo mismo sucede con el 12 de Octubre, que tendría que ser una de esas fechas que se celebran en todo el mundo. El nacionalismo catalán radical es profundamente ignorante cuando cuestiona la Fiesta Nacional, porque América fue una obra colectiva. La Corona de Aragón, al igual que el resto de Europa, había estado volcada con el Mediterráneo, pero el descubrimiento del Nuevo Mundo significó una de las grandes «revoluciones» que han marcado a la Humanidad. Fue muy positiva para Cataluña y los catalanes. Es una lástima que no lo sepan o no lo quieran saber.