Yo escucho Onda Madrid

Me apasiona la política. Es una vida de servicio y amor al prójimo desmesurados. Implica, entre otras cosas, la renuncia a enriquecerse. Sin embargo, me preocupan algunas decisiones que causan daño desde la ignorancia y/o la buena fe. Yerran creyendo que ayudan.

Los madrileños no quieren que cierren los deportes de Onda Madrid. Ejercen de portavoces del fútbol modesto, del fútbol base. Recordemos que, de ese fútbol de críos y adolescentes que defienden camisetas históricas, nacieron generaciones que nos permiten presumir de campeones de Europa y del Mundo. Onda Madrid es deportes. Los artífices de este milagro se llaman José Luis Poblador, un capitán al frente del barco que pretenden hundir; Carlos Rodríguez y José María Bonilla, dos jóvenes históricos de la radio madrileña; Rodrigo de Pablo, Laura Cabrera, Margot Martín, José Vicente Delfa, Rosa Vara de Rey, Alfonso Núñez, Nacho Serrano, Óscar Plaza, Carlos Sánchez Blas, Juanma Ruiz y Alfonso Bernardo. Periodistas nobles, honestos y humildes. Valientes. Los colaboradores de «Madrid al tanto» cobran... ¡treinta euros por seis horas! Informan de equipos entrañables, del Moscardó, Fuenlabrada, Carabanchel o Puerta Bonita. Alguien intenta dejarnos sin noticias de los filiales del Real Madrid, Getafe, Rayo o Atlético: adiós canteras.

Si Ignacio González consiente el cierre de los deportes de Onda Madrid, en mi modesta opinión, cometerá un error irreparable. ¿Quién nos informará del deporte base de la Comunidad? Esto afecta al interés general. Todos agradeceremos al presidente que se informe, que no se deje engañar, que no cause un daño irreversible. Somos de Onda Madrid por los deportes. Todos escuchamos los deportes de Onda Madrid. Espero que nos escuchen.