Yo, Leonor

La Razón
La RazónLa Razón

Mi hermana So va a hacer la comunión y esto parece el brindis del pueblo. Vamos a ver, que es ir a abrir la boca y que te caiga la galleta, que no vamos a ofrecernos como sacrificio a Anubis. Nos han sacado a las dos en las revistas porque estuvimos en Mallorca. Pero en misa, eh, que en esta familia ya no se gastan los cuartos en disfrutar. Nada, a misa y sin aperitivo después, no vaya a ser que nos tachen de vividores y de gastosos. Además, para esos menesteres ya tenemos al yayo, que menos mal que tiene la cadera chunga que si no le veo fichando por McLaren. Fíjense si gastamos poco que nos ha sobrado presupuesto. Que es lo que le dije yo a Altibajos: si no hubiera sido por el bótox hasta nos tenían que devolver dinero. A lo que voy, que mi hermana va a hacer la comunión y he leído en las revistas que ya está más alta que yo. De eso nada, lo que pasa es que ella va de puntillas y yo soy de natural humilde y no quiero hundirla, pobre. Fuimos a soltarnos la melena y a que la gente vea lo encantadoras que somos y hasta nos aplaudieron. Que es lo que yo le dije a Altibajos: aquí parece que nosotras no nos lo curramos pero estas ovaciones os las lleváis porque es que estamos pa comernos, maja, que hay que ver lo que relajamos al personal cada vez que aparecemos. Ayer la estuve viendo en lo del premio ese que le han dado al escritor tan elegantón y yo creo que estaba a punto de decirle cómo se escribe una novela. Ella a él, me refiero. Y lo mismo le da un escritor que un físico nuclear que el que corta los cables a la bomba atómica. ¿Han visto que han estado los titos de Suiza en un pueblo de Ciudad Real de vacaciones? ¿Y les han visto haciéndose fotos con los admiradores y venga de risas? Este país es que, de verdad, es una maravilla. Bueno, hala, que me voy, que hace un rato que no le digo ninguna impertinencia a mi madre y no se me queda el cuerpo redondo.