Adecuada puesta al día del Código vaticano

La Razón
La RazónLa Razón

El Papa aprobó una reforma del Código Penal de la Santa Sede, que contempla la introducción de nuevas figuras relativas a delitos contra la humanidad, la supresión de la cadena perpetua, una definición más ajustada de los delitos contra menores, entre ellos la pornografía infantil y el abuso, y el agravamiento de penas contra el blanqueo de capitales. Es una actualización del ordenamiento en línea con los cambios impulsados por Benedicto XVI, que refuerza además los instrumentos para corregir de forma ejemplar cualquier transgresión.