Alarmismo de la OMS con la carne

La Razón
La RazónLa Razón

El consumo de embutidos y fiambres es cancerígeno. El de carne roja «probablemente» también. La Organización Mundial de la Salud se descolgó ayer con una noticia que provocó un terremoto alimentario al situar la carne procesada a la categoría 1, que ya incluye el tabaco, el amianto y el humo del diésel. Puro alarmismo. Sin datos ni información contrastada.