Opinión

Artur Mas tensa la cuerda con la vista en Moncloa

La Razón
La RazónLa Razón

En vísperas de reunirse con el presidente del Gobierno, Artur Mas parece empeñado en enrarecer el ambiente con decisiones poco oportunas y soltando al aire turbias amenazas. La elección del separatista Josep Rull como número dos de CDC no parece lo más adecuado. Tensar la cuerda y hacer teatro declamatorio («habrá retos mayúsculos en septiembre») es una pésima actitud de quien durante un año ha implorado que Rajoy le recibiera. Nada que ver con el «espíritu abierto y constructivo» que ayer le demandó Sáenz de Santamaría.