Opinión

Caldo de cultivo europeo para los yihadistas

La Razón
La RazónLa Razón

El terrorista británico del Ejército Islámico que asesinó al periodista James Foley ha puesto de manifiesto la condición alarmante de Europa como semillero de yihadistas. El trabajo de información de los Servicios de Inteligencia occidentales ha constatado el creciente papel del Viejo Continente como base de reclutamiento y adoctrinamiento de futuros terroristas que luego combatirán o se inmolarán en Irak o Siria. Relativizar la amenaza resultaría fatal, suicida, por lo que es obligado afrontarla de manera contundente más pronto que tarde.