Con Catalá no se ve la regeneración

La Razón
La RazónLa Razón

No se entiende bien cómo pretende la nueva dirección del Partido Popular llevar a cabo la regeneración de la vida pública cuando se consienten casos como el del ex ministro de Justicia Rafael Catalá, fichado por una empresa dedicada al juego y a las apuestas deportivas. No sólo el ex ministro ha sido nombrado secretario de Asuntos de Justicia e Interior en el nuevo organigrama del PP, sino que va a estar directamente implicado en la reforma de la Ley del Juego, imprescindible ante el aumento de la ludopatía juvenil.