El fraude proetarra de la escisión de Igueldo

La Razón
La RazónLa Razón

Bildu celebró ayer la escisión de Igueldo de la ciudad de San Sebastián. Lo hizo con Martin Garitano a la cabeza para culminar un proceso fraudulento en lo social, lo político, lo afectivo y lo económico, pues todo va con cargo al erario público. No existía clamor social, más allá de los cálculos proetarras, que pasan por asegurarse un nuevo y notable ayuntamiento en la certidumbre de que su gobierno en San Sebastián agoniza. Y, de paso, evitar la fiscalización política y financiera propia de un gran consistorio.