Actualidad

El globo pinchado de Errejón

Íñigo Errejón arrancó Más Madrid con más apariencia que fuerza política. Venía a comerse a Podemos, pero lleva camino de convertirse en famélica legión. La fatiga de materiales ha quedado refrendada encuesta tras encuesta mientras la lista Iglesias se mantiene firme. Ayer, una espantada muy significativa. Clara Serra, otrora mano derecha, consumó su ruptura con el proyecto al renunciar a su acta de diputada madrileña por discrepancias con Errejón. A la gran esperanza de la izquierda se le está poniendo cara de sepulturero.