El pueblo quiere su cruz

La Razón
La RazónLa Razón

Enfrentados. El Ayuntamiento alicantino de Callosa de Segura –gobernado por una coalición de PSOE, IU y Podemos–, está en guerra con la mayoría de los vecinos, que no quieren la retirada de la cruz que hay a la puerta de una iglesia. La ley de Memoria Histórica ampara la retirada de los nombres allí inscritos, pero no el símbolo religioso. Ahora, todo está ante el juez.