La CUP gobierna Cataluña

La Razón
La RazónLa Razón

A estas alturas, parece increíble el grado de influencia de la CUP en la vida catalana pese a su reducida representación de diez diputados. El bipartito separatista, que no da una a derechas y que participa del suicidio colectivo que se atisba, obedece sin rechistar a los desvaríos antisistema. Sin reparar en las consecuencias, que serán muy graves. El futuro de la gente les importa poco.