Actualidad

La recesión asoma y no se puede ignorar

Los síntomas se amontonan. Las previsiones de los grandes organismos internacionales y los informes de los más prestigiosos servicios de estudios lo refrendan. La desaceleración se agudiza y amenaza con cristalizar en crisis. Lo último es un informe de UBS que asegura que los gestores de patrimonios familiares millonarios ya han comenzado a tomar posiciones más conservadoras porque creen que habrá recesión en 2020. En España, estamos a otras cosas, en pleno ejercicio de disfuncionalidad gubernamental.

Publicidad