Opinión

No hay impunidad para los piquetes violentos

La Razón
La RazónLa Razón

UGT y CC OO se manifestaron ayer contra el procesamiento de 265 sindicalistas imputados por delitos de coacciones, agresión física, atentados contra la autoridad, estragos y daños contra bienes públicos y privados, entre otros. Toxo y Méndez no pueden amparar conductas ilícitas y tampoco acusar de prevaricación a jueces y fiscales que se limitan a aplicar la Ley. Al amparar el matonismo de los piquetes, los líderes sindicales se colocan ellos mismos fuera de la razón. La Ley es igual para todos y nadie tiene patente de corso.