No hay respuesta al drama de la inmigración

La Razón
La RazónLa Razón

Ha pasado el momento de los golpes de pecho por los miles de inmigrantes muertos en el Mediterráneo. Y, sin embargo, las soluciones no llegan. El recrudecimiento de la crisis migratoria en el Mediterráneo y en Calais ha llevado a la Comisión Europea a llamar al orden a los Veintiocho para que cumplan sus promesas de solidaridad. La vigilancia marítima de Frontex es a todas luces insuficiente, se necesitan más patrulleras, personal y equipos para una avalancha de población que sólo en julio ha superado las cifras de todo 2014.