Peaje en autovías o un nuevo impuesto

La Razón
La RazónLa Razón

No hay impuesto que sea «simbólico». Así que anunciar –o lanzar el globo sonda– de que las autovías sean de peaje, aunque con un precio «simbólico», es una manera eufemística e indolora de decir que se aplicará una tasa o impuesto directo. Es, según el Gobierno en funciones, una manera de asegurar la viabilidad de la red de autovías que se extiende por toda España. Además, si se tiene en cuenta que la mayoría del transporte de mercancía se hace por carretera, es seguro que tendrá consecuencias.