Rebelión frente a secesión

La Razón
La RazónLa Razón

Tras la huelga general política impulsada ayer por la Generalitat contra el orden democrático español todo indica que Carles Puigdemont y el resto de dirigentes independentistas promotores de este golpe, ERC, la CUP, la ANC y Omnium, no cesarán en sus pretensiones. Por lo tanto, no hay otro camino que seguir obligando al cumplimiento de la Ley. De no ser así, estaríamos hablando de la derrota del Estado de Derecho. El escenario que se abre de producirse la declaración unilateral de independencia es el delito de rebelión contemplado en el artículo 472 del Código Penal, previsto para quienes se alcen «violenta y públicamente» con el objetivo que «derogar, suspender o modificar total o parcialmente la Constitución», pero es en el apartado 1º el que se ajusta a la situación actual: «Declarar la independencia de una parte del territorio nacional».