Una propuesta que rompe los salarios

La Razón
La RazónLa Razón

Sin entrar en las consecuencias a largo plazo de una medida meramente asistencial, que confunde el Estado con la beneficencia, como es la propuesta de la Airef de una renta mínima universal de 430 euros, compatible con un salario, es preciso advertir del riesgo cierto de que se rompan los salarios a la baja, fomentando las contrataciones por horas. Lo que hay que buscar es el camino contrario: un mercado de empleo dinámico para una oferta con la mejor formación posible. Lo demás son simples parches.