El móvil centra la inversión

No sin mi móvil. Llevarlo encima se ha convertido en algo más que una necesidad. Ya es un hábito. Salimos de casa y comprobamos si llevamos las llaves, la cartera y el móvil. Dejarlo olvidado, quedarnos sin batería o estar sin cobertura se ha convertido en un trastorno psicológico, una enfermedad, denominada nomofobia, cuyos síntomas son inestabilidad, agresividad, dificultad para concentrarse y, sobre todo, estrés. No es de extrañar, por tanto, que el objetivo de las principales empresas sea estar presentes en el bolsillo de todos y cada uno de los ciudadanos, por lo que está previsto que a lo largo de este año 2015 la inversión en marketing digital crezca significativamente.

Así, según el «Estudio sobre Prioridades Digitales para 2015», elaborado por Multiplica, consultora especializada en el ámbito digital, el 61% de las empresas en España y Latinoamérica esperan dar un importante salto en estos aspectos este año. De hecho, si en 2013 el porcentaje de empresas que invertían más del 50% de su presupuesto de marketing en digital era sólo del 11%, en 2014 ese porcentaje ascendió al 19,17%, cifra que se incrementará aún más este año.

Y es que convertir usuarios en clientes repite como uno de los objetivos principales, por encima de incrementar el tráfico, aumentar la visibilidad de marca en la red o mejorar el nivel de servicio. Según David Boronat, socio fundador y CEO de Multiplica, «el estudio confirma el grado de madurez acelerado que las empresas españolas y latinoamericanas están experimentando al poner mayor foco en todas aquellas líneas de trabajo que puedan maximizar retorno y resultados». No es de extrañar por tanto que la mayoría de empresas tienen previsto optimizar para los dispositivos móviles sus herramientas habituales, como los e-mails o los newsletters, y mejorar su presencia y tiendas móviles y aplicaciones nativas.

En cuanto a los medios de comunicación, sus miradas están puestas también en sus lectores «móviles», aquellos que acceden a través de smartphones o tabletas, un porcentaje cada vez mayor y que en muchos casos supone ya más de la mitad de su tráfico total. Por este motivo, contar con versiones adaptadas para ambos tipos de dispositivos es fundamental, tanto en lo que a tráfico se refiere como en la mejora de los ingresos publicitarios relacionados directamente con la movilidad. De hecho, según los datos que se manejan para el presente 2015, si la publicidad on-line crecerá en torno a un 10%, la destinada a dispositivos móviles lo hará en un porcentaje cercano al 50%. Las razones, teléfonos móviles con pantallas cada vez más grandes –las grandes marcas como Samsung o iPhone han apostado claramente por este tipo de dispositivos–, las tabletas cada vez más asequibles y las conexiones de banda ancha cada vez más rápidas, con el 4G cada vez más extendido. Las fronteras entre dispositivos se diluyen y si bien el PC sigue mandando en horario laboral, las tardes y noches y los fines de semana son el reinado de la movilidad.

En cualquier caso, la guerra por el reparto de esa publicidad también será encarnizada pues, si bien crece la inversión, lo hace igualmente el número de actores en juego. Por este motivo, las cifras –usuarios, páginas vistas, tiempo en página...– serán importantes, pero no lo será menos el aspecto cualitativo, el valor del contenido. Los anunciantes también demandan cada vez más contenido audiovisual, por lo que el vídeo tendrá una importancia cada vez mayor. Del mismo modo, el contenido irrelevante también se verá cada vez más penalizado, y es que las empresas que han apostado por la calidad y la personalización han aumentado un 19% sus resultados. Igualmente, según «Puro Marketing», las acciones de e-mail marketing personalizadas mejoran el CTR un 14% y hasta un 10% en la conversión.