Lincoln hace otra vez historia

El «biopic» de Spielberg tiene como máximos competidores en los Oscar al musical «Los miserables», la onírica apuesta de Ang Lee, y la comedia «El lado bueno de las cosas»

«Steven Spielberg me educó». Con estas palabras recibió el director Benh Zeitlin a los medios de comunicación después de conocer su nominación al Oscar como mejor director por su película «Bestias del sur salvaje». Verle entre los cinco mejores directores del año está levantando ampollas en Hollywood, donde también ha sorprendido que Ben Affleck, Quentin Tarantino y Kathryn Bigelow se queden fuera de las nominaciones en la categoría de mejor director, aunque no ha sido la única sorpresa de la jornada: que «El lado bueno de las cosas» se haya colado entre las favoritas ha dejado a más de uno con los ojos abiertos, ya que se trata de una comedia romántica que no pasará precisamente a la historia y en la que sólo destacan sus actores principales, nominados precisamente ambos, Bradley Cooper y Jennifer Lawrence. Las candidaturas se anunciaron en la sede de la Academia de las Artes norteamericana en Beverly Hills durante una rápida ceremonia conducida por Emma Stone y Seth MacFarlane, quien no estuvo acertado al hacer una gracieta en la presentación de «Amor», la cinta de Haneke que opta a cinco estatuillas. Dijo: «La última vez que Austria y Alemania coprodujeron algo fue Hitler», palabras que produjeron más de un atragantamiento entre los académicos.

En Hollywood empieza ahora una larga campaña por el Oscar que estrena nuevo sistema de voto digital, lo que ha permitido anunciar los nominados dos semanas antes de lo que viene siendo habitual. La triunfadora en las nominaciones es «Lincoln» de Steven Spielberg, que se ha hecho con una docena, frente a sus directos rivales «La vida de Pi» (con once), «El lado bueno de las cosas» (con ocho) y «Los miserables» (que se quedó sin posibilidad de llevarse premio en las categorías de mayor peso, como director y película) y «Argo» (con siete cada una). «La noche más oscura» ha sido la gran perdedora con cinco. Para Spilberg es su séptima nominación, tras ganar ya en dos ocasiones, con «La lista de Schindler» y «Salvar al soldado Ryan», así como la quinta para el atrasunto de Lincoln, Daniel Day Lewis (que lo obtuvo por «Pozos de ambición» y «Mi pie izquierdo») y la primera, y merecida, para la veterana Sally Field como actriz secundaria dar vida a Mary Todd Lincoln, nominaciones a las que se unen las de Tommy Lee Jones, como secundario, y el guionista Tony Kushner.

Taquilla regular

La agresiva campaña de los productores de «Lincoln» en los medios norteamericanos ha supuesto una baza a favor de la cinta, que se ha convertido en la película mas importante del año gracias a los premios y que hasta ahora había pasado con más pena que gloria por la taquilla.

A «La noche más oscura» le ha pesado la polémica generada por sus imágenes de tortura y las críticas que ha recibido desde Washington Kathryn Bigelow, lo que no ha afectado a la nominación de Jessica Chastain como mejor actriz, a quien acompañan Jennifer Lawrence, Emmanuelle Riva («Amor», una de las cinco candidaturas a las que opta Michael Haneke, cuya crítica recogemos en la página45), Quvenzhané Wallis («Bestias del sur salvaje») y Naomi Watts, por la producción española de Juan Antonio Bayona «Lo imposible». «Me siento enamorada de mi personaje», manifestó tras enterarse de su candidatura. Madrugó para conocer en directo si era una de las agraciadas, lo mismo que hizo Chastain, «y no he podido tener un mejor despertar», refirió sobre la temprana hora en que se conocen los premios, hacia las cinco d ela mañana hora de Los Ángeles.

Una vez más, se ha cumplido una de las leyes no escritas en Hollywood: dejar fuera de los premios más importantes del cine a los grandes triunfadores de la taquilla como «Los Vengadores», «Skyfall», «El Hobbit» o «El caballero oscuro: la leyenda renace», con candidaturas secundarias, algo que, por experiencias anteriores provocan que el público no se siente esa noche frente al televisor. El proceso de votación ha sido complicado porque la Academia ha cambiado el sistema tradicional por uno online y los cerca de seis mil votantes no estaban al tanto del cambio hasta que la fecha se aproximó, lo que ha hecho que una parte de los académicos no emitió su voto.

Todos los ojos están puestos en «Lincoln»: si gana el Oscar será la primera vez que los estudios Disney se lleven la estatuilla a mejor película, dejando a un lado a Miramax, empresa que la adquirió a los Weinstein y después vendió. La respuesta, el 24 de febrero.