Actualidad

La iglesia que no duerme

Son 24 horas diarias, siete días a la semana. Sacerdotes y religiosas se dedican a atender urgencias que van más allá del 112: desde madres que se han peleado con sus hijas hasta mujeres en riesgo de convertirse en víctimas de trata.