Óscar Romero, «El santo de América» será canonizado el 14 de octubre

Ese mismo día serán elevados a los altares Pablo VI, los curas italianos Francesco Spinelli y Vincenzo Romano, la religiosa alemana Maria Caterina Kasper y la española Nazaria Ignacia March Mesa

La esperada canonización de Óscar Romero, "El santo de América", ya tiene fecha. Será el proximo 14 de octubre en una ceremonia que, a buen seguro, se convertirá en el acto central del Sínodo de los Obispos sobre los jóvenes que celebrará el Vaticano en Roma desde el 3 al 28 de octubre.

Lo anunció hoy el Papa Francisco en un consistorio en el que recordó que la canonización será conjunta. Ese mismo día serán elevados a los altares Pablo VI, los curas italianos Francesco Spinelli y Vincenzo Romano, la religiosa alemana Maria Caterina Kasper y la española Nazaria Ignacia March Mesa.

Pero el santo más esperado por su historia y cantidad de fieles que arrastra es, sin lugar a dudas, el arzobispo de San Salvador Óscar Arnulfo Romero. Asesinado en 1980 en El Salvador mientras oficiaba una misa, su causa estuvo paralizada durante 24 años, pues encontró las objeciones de un sector que le veía demasiado próximo a la Teología de la Liberación, una corriente eclesial de cariz marxista. Sin embargo su elevación a los altares fue acelerada tras la elección del Papa Francisco, el primer Pontífice latinoamericano de la historia. En 2016, firmó el decreto que reconoce el martirio de Romero, certificando que le mataron "in odium fidei"(por odio a su fe).

"San Romero de América"fue asesinado el 24 de marzo de 1980 por un escuadrón de la muerte mientras oficiaba misa en la capilla de un hospital de San Salvador en los días previos al estallido del conflicto armado salvadoreño (1980-1992). Desde el púlpito, el entonces arzobispo de El Salvador, Óscar Romero, denunciaba la injusticias y la represión de aquel entonces y defendía a los desprotegidos, lo que terminó por costarle la vida. Se la quitó un sicario financiado por un líder ultraderechista del país, que lo consideraba un peligroso "amigo de los comunistas". El milagro atribuido a su intercesión que le hará santo fue el de una mujer salvadoreña con una enfermedad terminal y embarazada que, después de que su esposo rezara a Romero, sanó y dio a luz.

La Santa Sede homenajeó a Romero con un vídeo que recupera sus palabras en su última homilía, el 23 de marzo en la catedral de San Salvador: "En nombre de Dios, y en nombre de este sufrido pueblo cuyos lamentos suben hasta el cielo cada día más tumultuosos, les suplico, les ruego, les ordeno: cese la represión".

El presidente salvadoreño, Salvador Sánchez Cerén, celebró el anuncio de que monseñor Óscar Arnulfo Romero será canonizado el próximo 14 de octubre en Roma y agradeció al papa Francisco por el "amor manifestado"al legado del religioso. "Con inmensa alegría recibimos hoy el anuncio de la canonización de nuestro beato Óscar Arnulfo Romero, mártir y profeta entregado a su pueblo, que abogó por la justicia y la igualdad", sostuvo el mandatario. El jefe de Estado salvadoreño también agradeció a Francisco "por el amor manifestado hacia la figura y obra"de Romero y por "hacer realidad el sueño de toda una nación de verlo convertido en santo". "Monseñor Romero cumplió de manera ejemplar su compromiso con los más humildes y desprotegidos, y se convirtió en el defensor de sus derechos, sin importar el inminente riesgo y sufrimiento de martirio", acotó Sánchez Cerén.