China coopera activamente con el mundo para combatir la epidemia

En el 17 de marzo, el primer paquete de donaciones de China a España, constituido por 500.000 mascarillas, llegó al aeropuerto de Zaragoza. La ayuda, proporcionada por la Fundación Jack Ma y la Fundación Alibaba, fue recibida por el Ministerio de Sanidad de España. De acuerdo con las dos fundaciones, la ayuda tiene por objetivo ayudar al gobierno español a combatir el COVID-19.
En el 17 de marzo, el primer paquete de donaciones de China a España, constituido por 500.000 mascarillas, llegó al aeropuerto de Zaragoza. La ayuda, proporcionada por la Fundación Jack Ma y la Fundación Alibaba, fue recibida por el Ministerio de Sanidad de España. De acuerdo con las dos fundaciones, la ayuda tiene por objetivo ayudar al gobierno español a combatir el COVID-19.(Foto: Agencia Xinhua)

La Oficina de Información del Consejo de Estado de China celebró una conferencia de prensa el 26 de marzo, donde funcionarios del Ministerio de Relaciones Exteriores, el Ministerio de Ciencia y Tecnología y la Comisión Nacional de Salud del país presentaron la situación de la cooperación internacional en la lucha contra el COVID-19 y respondieron preguntas de los periodistas. Según la conferencia de prensa, China ha proporcionado a los países planes terapéuticos y de prevención del COVID-19 traducidos en varios idiomas y realizó videoconferencias para compartir la experiencia de la prevención y el control de la epidemia con la comunidad internacional. Además, China está compartiendo de manera oportuna datos científicos, resultados técnicos sobre el COVID-19 con la comunidad científica y tecnológica global y brindó ayuda y asistencia técnica a los países afectados .Hasta el momento, el país ha ofrecido asistencia en 4 lotes a 89 países y 4 organizaciones internacionales para combatir el nuevo coronavirus, y actualmente se está planificando un quinto lote.

El virus no tiene fronteras y la epidemia no conoce razas. No podemos detener la epidemia sin la cooperación global. La Cumbre Virtual Extraordinaria de Líderes del G20 sobre COVID-19 celebrada en el mes pasado atrajo la atención mundial. El viceministro de Asuntos Exteriores de China, Luo Zhaohui, dijo: “Esta cumbre es el primer gran evento diplomático multilateral al que ha asistido el presidente Xi Jinping desde el comienzo de la epidemia. En la actualidad, China ha logrado resultados notables en la prevención y el control de la epidemia, y apoya activamente a los países en su lucha contra la epidemia, algo que ha sido muy elogiado por la comunidad internacional”.

Después de que se produjo el brote, China compartió rápidamente la secuencia del genoma completo del COVID-19 con la Organización Mundial de la Salud, lo que proporcionó una base importante para que los científicos en todo el mundo realicen la investigación de las vacunas y el diagnóstico. “Los científicos de todos los países deben enfrentarse juntos a la epidemia, investigar juntos y compartir los resultados”. Según Xu Nanping, viceministro de Ciencia y Tecnología, la comunidad científica y tecnológica de China ha realizado un gran trabajo en torno al desarrollo de medicamentos y el tratamiento clínico, e inicialmente ha formado un conjunto relativamente completo de programas tecnológicos. Como próximo paso, China promoverá aún más el intercambio de resultados, se centrará en la investigación conjunta internacional y participará en la investigación clínica internacional multicéntrica.

Anteriormente, cuando la lucha de China contra la epidemia se encontraba en un estado clave, muchos países ofrecieron un valioso apoyo. Hoy, la situación interna de la epidemia en China está básicamente bajo control: “Estamos dispuestos a defender el concepto de construir una comunidad de destino común a través de enviar grupos de expertos médicos para ayudar a estos países en el combate contra la epidemia y transmitir la confianza para superar la epidemia”. Zeng Yixin, subdirector de la Comisión Nacional de Salud, dijo que China ha tenido la iniciativa de compartir la experiencia en la prevención y el tratamiento de COVID-19 con el mundo. De acuerdo con las necesidades de diferentes países, China está compartiendo activamente con la comunidad internacional un conjunto de documentos técnicos como los últimos programas de diagnóstico, tratamiento, prevención y control.

Según los informes, la Comisión Nacional de Salud de China organiza activamente expertos para llevar a cabo intercambios técnicos en profundidad. China coorganizó con la Organización Mundial de la Salud la “Conferencia internacional de intercambios para compartir la experiencia de China en la prevención y el tratamiento de COVID-19”. Representantes de 77 países y 7 organizaciones internacionales asistieron a la reunión, y más de 100.000 personas la vieron a través de internet. “También hemos establecido un ‘centro de conocimiento’ en línea y una base de datos para expertos en el campo de la prevención y el control de epidemias y el diagnóstico y tratamiento clínico. China ha celebrado cerca de 30 reuniones de intercambio técnico con más de 100 países y regiones a través de videoconferencia para responder a las partes extranjeras de manera oportuna a sus demandas, llevando a cabo un acoplamiento preciso de la tecnología de prevención de epidemia china y extranjera”, dijo Zeng Yixin.

Hasta ahora, China ha ofrecido asistencia a 89 países y 4 organizaciones internacionales. “Ofrecer activamente asistencia en la medida de lo posible es un requisito inevitable para que China se adhiera a una visión correcta de la justicia y el beneficio, y para implementar el concepto de una comunidad de destino común.También es una responsabilidad de China y un deber obligado para un país que había recibido tantas ayudas por parte de otros países en tiempos difíciles”, señaló Deng Boqing, subdirector de la Agencia Nacional de Cooperación Internacional para el Desarrollo. Desde su punto de vista, apoyar a los países a luchar contra la epidemia también ayudará a China a controlar y reducir el riesgo de casos importados de COVID-19. Actualmente, la epidemia de COVID-19 se ha extendido por muchos lugares del mundo. La cooperación internacional en la prevención y el control es una prioridad. La solidaridad y la cooperación son las armas más poderosas contra la enfermedad.Si trabajamos juntos, podemos lograr la victoria.