Sanidad admite que la protección indebida pudo contagiar a algunos sanitarios

Se escuda en un estudio de un hospital de Madrid que no cita para apuntar que su infección pudo deberse también a otras causas

El Ministerio de Sanidad reconoce que la indebida protección pudo influir en el contagio de los sanitarios. En la última actualización del informe científico-técnico sobre el coronavirus, correspondiente al pasado viernes 17 de este mes, dedica un epígrafe a la infección en centros sanitarios. En él, el Ministerio apunta que «el alto contagio entre el personal sanitario podría atribuirse a diferentes factores. En la fase inicial del conocimiento de la enfermedad, aunque la transmisión comunitaria era inexistente o muy baja, el desconocimiento de la transmisión de la infección, a partir de casos asintomáticos, pudo generar casos entre sanitarios indebidamente protegidos». Añade que «esta transmisión por escasa protección pudo ocurrir posteriormente por el grave problema mundial de desabastecimiento de equipos».

El departamento que dirige Salvador Illa aprovecha el informe para curarse en salud, añadiendo que “en un escenario de transmisión comunitaria sostenida, aún con medios suficientes para protegerse en el entorno laboral, los sanitarios también podrían haber contraído la infección en la comunidad o en el centro sanitario en zonas donde no utilizaban equipos de protección”. Cita un estudio de un hospital de Madrid que no menciona para asegurar que “la proporción de infección de los sanitarios en contacto con pacientes de Covid 19 fueron similares a los que no tenían contacto: 38% de los que se hicieron pruebas, 11,6% del total de los trabajadores del hospital, dieron positivos”.

El Ministerio explica que se dividió a los trabajadores en función de su riesgo a las exposición directa a los enfermos y la comparar la proporción de infectados por áreas de riesgo “no se observaron diferencias”. A su juicio, estos resultados apoyan el que también entre los trabajadores sanitarios, el peso de la transmisión intrafamiliar y comunitaria, además de la intrahospitalaria, pudiera ser importante”.