Covid-19 y meningitis: la unión hace la fuerza

«El 24 de abril celebramos el Día Mundial contra la Meningitis, una enfermedad devastadora, muchas veces olvidada, que mata miles de vidas al año»

Covid-19 y meningitis
Covid-19 y meningitisDreamstime

En estos días, tan extraordinarios que parecen sacados de una película de ciencia ficción, la humanidad entera es consciente de nuestra pequeñez y nuestra grandeza. Pequeñez, porque el coronavirus nos ha obligado a parar el mundo con todo lo que implica. Grandeza, porque somos conscientes de lo que somos capaces de hacer todos juntos para vencer este virus... y lo vamos a conseguir. Todos nos merecemos un aplauso, los que se quedan en casa obedientemente y los que no podemos, porque tenemos que trabajar. Pero los que merecen un aplauso con mayúsculas son las víctimas, los que han luchado hasta el final, pero la Covid-19 ha sido más fuerte que ellos. Todos y cada uno de ellos son nuestros héroes y solo por su memoria, merece la pena esta lucha.

Desde los logros de Pasteur en el siglo XIX, muchos creían que las enfermedades infecciosas eran la menor de nuestras preocupaciones y que debían centrar todos sus esfuerzos en luchar contra el cáncer o las enfermedades cardiovasculares. Las políticas sanitarias de muchos gobiernos obvian la importancia de que toda la población tenga acceso a las vacunas y del consumo responsable de los antibióticos para combatir la resistencia antimicrobiana. Y es que rápidamente olvidamos los logros de estos hitos de la medicina, porque su éxito es justamente lo que no se ve, las enfermedades prevenibles y tratables con antibióticos. El coronavirus ha recordado a muchos la importancia de las vacunas, observamos con desolación un mundo sin una vacuna. Imagínense el mundo sin el resto de ellas...

El 24 de abril celebramos el Día Mundial contra la Meningitis. Una enfermedad devastadora, muchas veces olvidada, que mata miles de vidas al año en el mundo desarrollado, unas 50.000 son atribuibles a los meningococos B, C y W, los más frecuentes y de los que tenemos la fortuna de disponer de vacunas para combatirlas. En los países en vías de desarrollo el meningococo A se lleva por delante tantas vidas que son imposibles de cuantificar, de ahí la importancia de las campañas de vacunación de la Alianza GAVI, en la que colaboran filántropos como Bill y Melinda Gates. CoMO es la «Confederation of Meningitis Associations» a la que nuestra Asociación tiene el orgullo de pertenecer y en la que participamos activamente en la lucha contra esta enfermedad en el mundo entero. No estamos solos, y juntos recordamos a gobernantes y población la importancia de colaborar todos juntos para vencer esta enfermedad.

¿Qué es la meningitis?

La meningitis puede afectar a cualquier persona, pero los grupos de mayor riesgo son los menores de cinco años y los jóvenes entre 14 y 25. Y el 99% de los afectados estaban sanos antes de enfermar. A su 10% de mortalidad hay que añadir el alto riesgo de secuelas tan graves como la sordera, alteraciones neurológicas, amputación de miembros, fallo multiorgánico… ¿Cómo le explicas a una familia en pleno siglo XXI que han perdido a su precioso bebé o que su hijo adolescente ha sobrevivido con amputaciones de brazos y piernas por una enfermedad que es prevenible?

La carga de la enfermedad meningocócica se infraestima. No solo son los costes atribuidos al ingreso hospitalario. También hay muchos gastos derivados de las secuelas que deja esta enfermedad en hasta el 30% de los casos. Y, sobre todo, ¿quién cuantifica todo el daño emocional, la rehabilitación y la reintegración social, la merma en la calidad de vida de los afectados y sus familias?

En la Asociación Española contra la Meningitis apoyamos a todos los afectados y sus familias. Todos los que formamos la asociación hemos vivido tan de cerca la enfermedad que hemos tenido que aprender a convivir con sus consecuencias. Pero lejos de ser víctimas, queremos ser ejemplo y líderes en la lucha contra esta patología. Queremos recordarle al Gobierno de España que la meningitis no entiende de estadísticas. Que estamos esperando a que incluya la vacuna contra el meningococo B en el calendario oficial de vacunación para que ningún niño de España esté desprotegido. Porque como dice la Asociación Española de Pediatría, queremos un calendario de máximos y no de mínimos. Porque si hablamos de que tenemos uno de los mejores sistemas sanitarios del mundo, cómo es posible que se obvie un tema tan importante como la máxima cobertura vacunal posible para todos nuestros niños. Y lo más importante, todos somos conscientes de que detrás de cada caso, detrás de las cifras, hay personas, hay familias y sobre todo mucho sufrimiento evitable.

También queremos recordarles que los afectados y nuestras familias necesitamos apoyo por parte de la administración de por vida. Tenemos coraje y ganas de vivir, pero para recuperar nuestra vida, necesitamos prótesis de brazos y piernas adecuadas, rehabilitación, logopedas, etc. Como afectada por la enfermedad, padezco desde los cuatro años una hipoacusia bilateral profunda que palio con un implante coclear y estoy en lista de espera para el otro. Esto no me ha impedido cumplir mi sueño de estudiar Medicina y, con mucho sacrificio, ejercer y fundar esta asociación.