Un análisis de sangre podría detectar el cáncer hasta cuatro años antes

Científicos desarrollan un análisis de sangre que podría identificar los cinco tumores más comunes hasta cuatro años antes del diagnóstico convencional

En plena pandemia del coronavirus, la sociedad sigue acechada por otra enfermedad silente, el cáncer, que cada año se cuela en la vida de más de 277.000 españoles, según las previsiones de la Sociedad Española de Oncología Médica, SEOM. Pero a pesar de que esta cifra va en aumento, hay motivos para la esperanza, ya que el diagnóstico temprano se convierte en una pieza esencial para lograr la supervivencia de la mayoría de pacientes.

Precisamente con esta intención, un equipo internacional de investigadores ha desarrollado un prometedor análisis de sangre no invasivo que puede descubrir si un individuo tiene uno de los cinco tipos de tumores más frecuentes, como el cáncer de estómago, esófago, colorrectal, pulmón e hígado. Y la gran novedad de este hallazgo es que la detección se produce hasta cuatro años antes de que la enfermedad pueda ser diagnosticada con los métodos actuales, según publican en la revista ‘Nature Communications’.

Bajo el nombre de PanSeer, un equipo de científicos chinos y estadounidenses ha desarrollado una esperanzadora prueba capaz de detectar el cáncer en el 91% de las muestras de individuos que eran asintomáticos cuando se recogieron las muestras y solo fueron diagnosticados con cáncer de uno a cuatro años después. La clave reside en que el análisis examina las firmas de metilación específicas del cáncer en la sangre. Y los resultados son prometedores, ya que, además, la prueba detectó con precisión el cáncer en el 88% de las muestras de 113 pacientes que ya habían sido diagnosticados cuando se recogieron las muestras. La prueba también reconoció muestras libres de cáncer el 95% de las veces.

La metilación es un proceso que dirige cuándo y cómo son activados y desactivados los genes que controlan el desarrollo del organismo y que pueden verse afectados por causas ambientales. Esta desempeña un papel crucial en numerosas enfermedades y en la progresión de prácticamente todos los tipos de cáncer.

Diagnóstico precoz, la clave

La supervivencia de los pacientes de cáncer se incrementa significativamente cuando la enfermedad se identifica en las etapas tempranas, ya que el tumor puede ser extirpado quirúrgicamente o tratado con los medicamentos adecuados. Sin embargo, sólo existe un número limitado de pruebas de detección para unos pocos tipos de cáncer.

“El objetivo final pasa por realizar análisis de sangre como este de forma rutinaria durante los chequeos de salud anuales -asegura el científico Kun Zhang, uno de los autores del artículo y presidente del Departamento de Bioingeniería de la Universidad de California en San Diego-. Pero el avance más inmediato es evaluar a las personas con mayor riesgo, en función de los antecedentes familiares, la edad u otros factores de riesgo conocidos”, confirma.

A pesar de que los investigadores hacen hincapié en que resulta poco probable que el ensayo PanSeer prediga qué pacientes van a desarrollarán cáncer, sí se muestran esperanzados en el hecho de que logra identificar a los afectados que ya muestran cierto crecimiento cancerígeno, aunque permanecen asintomáticos y su tumor no resulta fácil de observar a través de los métodos de detección actuales. Por ello, el equipo de investigadores concluye que se necesitan más estudios longitudinales a gran escala para confirmar el potencial de la prueba para la detección temprana del cáncer en individuos pre-diagnósticos.Los investigadores concluyen que se necesitan más estudios longitudinales a gran escala para confirmar el potencial de la prueba para la detección precoz del cáncer en individuos pre-diagnosticados.