¿Reuniones en casa de amigos y familiares?, mejor no

Los datos y los especialistas avisan del riesgo que supone celebrarlas o insistir en hacerlo sin tomar las medidas adecuadas

El control de los brotes de coronavirus en España se escapa de nuestras manos, pero no todo. Si bien hace una semana nuestro país superaba los 2.500 brotes desde el inicio de la nueva normalidad, hay una parte de ellos que sí que podemos controlar o, por lo menos, intentar que no aumenten los casos. Y es que un porcentaje bastante importante de los contagios se producen por las reuniones familiares o de amigos que hacemos en casa y que deben estar supeditadas a cumplir ciertas normas de seguridad o higiene y, en la medida de lo posible, incluso plantearse no celebrarlas.

Según los datos ofrecidos por el Ministerio de Sanidad, desde el final del estado de alarma y hasta principios de septiembre, en España se han contabilizado más de 2.500 brotes lo que supone más de 25.000 casos en todas las comunidades. Estos brotes suelen ser de pequeña magnitud, un 77% y suponen menos de 10 casos, pero los que suponen mayor riesgo y afectan a más de un centenar de personas, están relacionados con las actividades de ocio nocturno. Esa parte de responsabilidad recae entre los jóvenes y adultos, que ven como las cifras de contagiados se disparan en las franjas entre los 35 y los 38 años. Así las tasas de contagios en estos locales y actividades suponen un 32,6% de los brotes y el 32,4% de los casos registrados. Ahí las normas restrictivas y la legislación sanitaria específica se ocupará de controlar esta tendencia.

Reuniones familiares en peligro

Pero, ¿qué hay de la parte que nos toca? Si ha decidido no tomar parte en estos porcentajes y no acudir ni a bares, ni a discotecas n a eventos multitudinarios de ocio nocturno, quizá tenga la tentación de recibir visitas de familiares o de amigos en casa o acudir a otro domicilio a celebrarlos. Pero es ahí dónde se desmadran los datos, ya que según los que ofrece Sanidad, estas actividades sociales han provocado 470 brotes y más de 3.200 casos en España y comparten porcentaje con los del ocio nocturno (32,6% y 32,4%). Acompañan a estos datos los de miembros de la misma familia que viven en diferentes domicilios con el 15,8 de los brotes y el 8,8% de los casos.

En recientes declaraciones a los medios, el director del Instituto de Investigaciones Sanitarias, Eduardo López-Collazo, ha querido lanzar un mensaje de alerta: Las reuniones familiares no son seguras. SI vamos a encontrarnos con otras personas”, tengamos claro que “vamos a estar Expuestos” al coronavirus. El epidemiólogo recomienda que si a pesar de las advertencias insistimos en realizar estas actividades sociales debemos cumplir con las normas básicas de realizar las reuniones en habitaciones bien ventiladas y con la mascarilla puesta, además de respetar la distancia mínima de seguridad entre los participantes. En cuanto al protocolo, también aconseja “hablar bajito, preferiblemente sentados” alrededor de una mesa y “evitar a la gente que tose”. Así que si puede posponer ese tan esperado encuentro con su familia o amigos, hágalo pensando en las consecuencias para sus seres queridos.