La vacuna china, a punto

Los chinos están desarrollando cuatro de las diez vacunas anti-Covid-19 más punteras, siendo la denominada Coronavac (del laboratorio chino Sinovac Biotech y la brasileña Butantan) la más probada de todas ellas. En avanzada fase III tanto en China como Brasil, se basa en coger el SARS-CoV-2 e inactivarlo químicamente. Luego se inyecta ese virus muerto y se deja que el cuerpo produzca defensas contra él. Es un método clásico muy probado que suele funcionar bien, con reacciones. Parece que la respuesta es positiva incluso en ancianos. Han sido evaluados 24.000 voluntarios chinos, 500 de ellos de más de 60 años, con un resultado de inmunización de entre el 98 y el 99 por ciento. El Estado de Sao Paulo tiene compradas 62 millones de dosis, con idea de vacunar antes de febrero a toda su población. Pekín tiene previsto producir 300 millones de dosis anuales de la Coronavac.