Tratamientos antivirales, las otras vacunas

No son tan “famosos” como las vacunas, pero han evitado que millones de personas evolucionen a un Covid-19 grave, e incluso mueran. La investigación sobre estos fármacos ha sido la más prolífica, y se espera que pronto se pueda contar con el antiviral que acabe definitivamente con el virus.

La prolífica investigación en fármacos antivirales contra la Covid-19 será esencial para frenar futuras pandemias.
La prolífica investigación en fármacos antivirales contra la Covid-19 será esencial para frenar futuras pandemias.Servicio Ilustrado (Automático) CSIC

En la actualidad, existen en todo el mundo casi 3.700 ensayos clínicos con medicamentos no vacunas frente al Covid-19 y, de ellos, 128 se están desarrollando en España. Entre ellos, destaca la investigación para encontrar fármacos antivirales definitivos contra el SARS-CoV-2. En concreto, estos medicamentos están siendo utilizados en las fases leves-moderadas, para tratar de que el paciente no evolucione a fase grave o crítica. “Los antivirales utilizados se dividen en 4 tipos: inhibidores de la proteasa, inhibidores de la entrada, inhibidores de la neuraminidasa e inhibidores de la RNA polimerasa dependiente de RNA. Además, otros que se están estudiando son antiparasitarios con acción antiviral, inhibidores de la proteasa de la serina y bloqueadores de la proteína S”, explica Benito García Díaz, jefe de Servicio de Farmacia del Hospital Universitario Severo Ochoa. “En este último grupo destaca el Bamlanivimab, un fármaco experimental con autorización urgente de uso por parte de la FDA (Food and Drug Administration), utilizado en pacientes leves o moderados no hospitalizados de alto riesgo y reciente diagnóstico. Su uso se dirige a disminuir las hospitalizaciones y las urgencias”.

Frenar futuras pandemias

Y es que, después de las vacunas, los antivirales son los medicamentos a los que se ha dedicado mayor esfuerzo investigador en estos nueve meses de pandemia. El motivo principal, según indica el científico José Gallego, que lidera una investigación con tres agentes con actividades antivirales significativas, es que podrían llegar a usarse como antivíricos de amplio espectro, de acción similar a los antibióticos frente a las bacterias. “Si se mantiene el esfuerzo investigador actual, sin precedentes históricos, será posible frenar nuevas pandemias en el futuro”, señala. “Se van a generar fármacos antivirales definitivos contra el SARS-CoV-2 muy pronto, pero debería continuar la investigación después de esta pandemia. Es muy posible que haya otros brotes de coronavirus distintos en el futuro, y disponer de estos medicamentos nos permitirá frenar ese contagio mientras se desarrollan nuevas vacunas”, añade. Por otro lado, se trata de medicamentos complementarios a la vacunación, ya que la inmunización de las vacunas es siempre incompleta.