La comunicación lo es todo

El equipo de Eduard Batlle y «la Caixa» estudian la interacción de los fibroblastos para bloquear la metástasis

Eduard Batlle es profesor de investigación ICREA y jefe del programa de Ciencia del Cáncer del IRB Barcelona
Eduard Batlle es profesor de investigación ICREA y jefe del programa de Ciencia del Cáncer del IRB BarcelonaLa Caixa

El cáncer de colon es el segundo más prevalente y pese a que la mayoría de pacientes suele superar la enfermedad después del tratamiento, hay un porcentaje que desarrolla metástasis en órganos vitales y, en este caso, es muy complicada la curación.

En dicho sentido, la investigación en torno al cáncer de colon está centrando gran parte de sus esfuerzos en lograr identificar a aquellos pacientes con mayor riesgo de desarrollar metástasis y en encontrar terapias eficientes en su tratamiento.

Por ahora ya se conoce que, si bien la inmunoterapia ha dado ya resultados en el tratamiento de algunos tumores, en el caso del cáncer de colon con metástasis esta terapia no resulta efectiva. De hecho, solo un 5% de los pacientes se benefician de ella. Y es que en el cáncer de colon, las células tumorales desarrollan un mecanismo de evasión del sistema inmunológico. Concretamente en este tipo de tumor, las células tumorales usan la hormona TGFBeta, la cual tiene un impacto sobre el sistema inmunológico bloqueando su capacidad de acción.

Hace un año, el equipo de investigación liderado por Eduard Batlle, profesor de investigación ICREA y jefe del programa de Ciencia del Cáncer del IRB Barcelona, publicó en la revista «Nature» los resultados de un estudio que demostraba, en modelos animales, que bloqueando la hormona TGFBeta es posible bloquear la metástasis. Se conoce también que «los tumores consiguen elevar los niveles de dicha hormona de forma indirecta, llamando a los fibroblastos presentes en los órganos que producen esta hormona», explica Batlle. La pregunta ahora sería: ¿de qué manera las células tumorales son capaces de llamar a los fibroblastos e instruirlos para que produzcan la TGFBeta?, cuestión en la que está trabajando ahora el equipo de Eduard Batlle en el marco de un proyecto que cuenta con el apoyo de la Obra Social «la Caixa». «Si podemos entender esta comunicación entre la célula tumoral y los fibroblastos, por una parte, y la de los fibroblastos con el sistema inmunológico, seríamos capaces de identificar a los pacientes con riesgo de desarrollar metástasis y trabajar en terapias eficaces», señala el investigador, quien además apunta que «esas terapias podrían estar dirigidas a bloquear esas instrucciones que las células tumorales dan a los fibroblastos».

En cualquier caso, para poder llegar a desarrollar un potencial tratamiento es necesario entender «de qué lugar del órgano vienen los fibroblastos, cómo proliferan, de qué manera se les da instrucciones y cómo se puede actuar para que esas instrucciones no lleguen y así bloquear el fenómeno de la metástasis», y ese es el objetivo principal del proyecto liderado por Batlle.