¿Qué comunidades exigen la mascarilla incluso con distancia social?

En Baleares y Cataluña es obligatoria. Otras comunidades autónomas estudian endurecer su uso

Baleares obligará a usar mascarilla en los espacios públicos salvo playas
Varias personas caminan por las calles de Mahón protegidas con mascarilla, este jueveDavid Arquimbau SintesEFE

La sucesión de brotes y la transmisión comunitaria detectada en algunos de ellos, como los de Lleida , han incrementado en los últimos días la preocupación sobre la evolución de la epidemia que las autonomías, responsables ahora de su gestión, tratan de abordar con medidas como el uso obligatorio permanente de mascarillas en los espacios públicos, mientras los epidemiólogos piden contundencia y más rastreadores sobre el terreno.

El uso obligatorio de las mascarillas entró en vigor el pasado 21 de mayo, tras un largo debate precedido de opiniones contradictorias de distintos expertos. El Gobierno terminó llevando al Boletín Oficial del Estado (BOE) una demanda creciente que imponía su utilización a partir de los 6 años en la calle, en espacios al aire libre y en cualquier lugar cerrado de uso público cuando no se pudiera mantener la distancia de seguridad, fijada finalmente en 1,5 metros.

Esa distancia, que muchos consideraban la mejor mascarilla, no es ya un límite en Cataluña, la primera comunidad en aplicar desde hoy su obligatoriedad permanente bajo multa de 100 euros con el objetivo de frenar los contagios, si bien la medida fue anunciada cuando se cuestionaba la gestión de la Generalitat en relación con los focos con transmisión comunitaria en la comarca leridana del Segrià.

A Cataluña le seguirá Baleares, que ha anunciado este viernes la inminente entrada en vigor de esta medida de protección en medio de los temores desatados en las islas por la proliferación de fiestas ilegales masivas sin ninguna norma de seguridad como pudo comprobar la policía en diversas actuaciones llevadas a cabo el pasado fin de semana.

Por su parte, Galicia y País Vasco han tomado medidas en las zonas donde hay rebrotes. El Gobierno de Euskadi exige su uso en la localidad guipuzcoana de Ordizia para controlar el brote surgido en este municipio. En Galicia, la mascarilla es obligatoria incluso cuando haya distancia social en la comarca lucense de A Mariña, donde desde el pasado lunes está confinada la zona.

Cantabria, Asturias, Murcia, Andalucía y Aragón, como han anunciado sus presidentes regionales, podrían ser las siguientes en aplicar en sus territorios la misma medida, que tendrá como excepciones la práctica deportiva o determinados entornos como playas o piscinas, pero que en casi todos los casos regirá en las terrazas de los bares, donde los clientes sólo se podrán quitar la mascarilla en el momento de comer o beber.

El uso obligatorio de la mascarilla ha abierto de inmediato el debate subsiguiente, con diversos expertos en inmunología y salud pública que valoran la importancia de usarlas y de usarlas bien, pero no de forma generalizada en territorios donde no se han detectado brotes, cuando las personas respetan la distancia de seguridad y el entorno en el que se mueven es una zona considerada de baja transmisión.

El mapa del uso de la mascarilla en España