Cataluña multará con 100 euros a quien no lleve mascarilla por la calle a partir de hoy

Los ciudadanos mayores de seis años deberán llevarla, independientemente de la distancia social

Quim Torra ha anunciado esta mañana que el uso obligatorio de mascarillas en Cataluña entrará en vigor a partir de mañana. Según ha explicado el president en la sesión de control al Govern en el Parlament, todos los ciudadanos mayores de seis años en la autonomía deberán llevarla, independientemente de la distancia social y en cualquier espacio al aire libre o espacio cerrado de uso público.

Así lo ha asegurado en un momento en que Cataluña se encuentra en alerta después de que la propagación del coronavirus se haya descontrolado en la comarca del Segrià (Lleida), que ha obligado a confinar el área territorial, donde viven 209.000 personas. “Las mascarillas en Cataluña será obligatorias a partir de mañana. Esto es una decisión importante”, ha asegurado el president, que ha defendido a ultranza la gestión de su Govern durante los últimos días.

“La norma general es que todo el mundo salga de casa con la mascarilla, pero se mantienen las exenciones que había cuando la actividad lo hace incompatible, como el deporte. Pero habiendo salido de casa con la mascarilla”, ha afirmado la consellera de Salud, Alba Vergés, en una rueda de prensa posterior desde el Palau de la Generalitat. “El concepto es salir de casa siempre con mascarilla, no porque vayamos a la playa no la llevemos”, ha precisado -sin despejar la duda aún de si en la arena es obligatorio tenerla puesta-. “Es importante ser conscientes que todos somos potenciales transmisores”, ha avisado, recordando también que hay sanciones en caso de incumplimiento -son 100 euros-. Respecto a las colonias de verano, ha asegurado que los niños deben ir con mascarilla y ponérsela en función de la actividad que realicen; respecto a la selectividad, que se celebra hasta el viernes, también será obligatoria.

Vergés ha asegurado que está identificado qué pasa, pero ha dicho que la situación es más compleja socialmente que sanitariamente -donde ha alertado que esperan un crecimiento de casos, pero esperan doblegar la curva con el paso de los días-. En este sentido, ha explicado que están trabajando para la asistencia hospitalaria ante el posible aumento de contagios, pero también habilitando espacios públicos -en colaboración con los ayuntamientos- para favorecer el aislamiento de determinados colectivos, como los temporeros, que tienen menos posibilidades de confinarse -ahora hay 125 personas aisladas-.

Parlament

La sesión parlamentaria ha estado marcada por un debate bronco sobre la crisis sanitaria en el Segrià. En este sentido, el president ha rechazado que se haya confinado tarde la zona afectada, como le han acusado tanto los “comunes” y el PSC, y ha contraatacado: “Que ustedes que gobiernan en España y hemos visto lo que ha pasado con las tomas de decisiones y los retrasos, insinúen que hemos actuado con retraso”, ha criticado. Torra ha asegurado que el Govern trabaja desde hace meses en un protocolo para prever la temporada de recogida de frutas. “Quería hacer públicamente la afirmación de que nos negamos a que se criminalice a los agricultores y a los temporeros”, ha afirmado.

Antes, la líder de los “comunes”, Jéssica Albiach, había planteado una batería de preguntas cargando cotnra la gestión del Govern. “¿Por qué Cataluña está desde el 28 de mayo sin un secretario de Salud Pública cuando sabemos que es la máxima autoridad en epidemias? ¿Por qué el viernes a la tarde la consellera de salud sí que hablaba de mascarilla y distancia social y a las pocas horas decreta un confinamiento con sorpresa de alcaldes? ¿Por qué tuvo que ser la patronal de las residencias que dijera que volvían a la fase 3 ante la inacción de su Govern? ¿Quién hace el rastreo de los contactos? ¿Por qué su Govern solo recomienda que las empresas de la agricultura cumplan las recomendaciones cuando tienen competencias en inspección laboral?”, ha planteado.

“La situación es compleja en el Segrià porque ha llegado un colectivo muy importante que tiene todo el derecho a venir a trabajar y a la vez tenemos a unos agricultores que tienen que tirar adelante. Todo el apoyo a los agricultores”, ha afirmado. “Me niego también a que se criminalice a los agricultores”, ha afirmado. “Estamos actuando por la emergencia sanitaria, emergencia económica y emergencia social”, ha dicho. “Escuchando a los expertos y de manera descentralizada”, ha precisado, en alusión a que se ha instalado la base de la toma de decisiones en Lleida.

“En zonas con características similares al Segrià, en Aragón se tomaron medidas hace quince días. Por tanto, vamos tarde”, ha asegurado el líder del PSC, Miquel Iceta, quien ha recordado también que Torra criticara que el decreto del estado de alarma se aprobara de un día para otro, como ha hecho el president ahora en Lleida. “Lo negaron jueves, viernes y lo aprobaron el sábado. ¿Esta es la manera de dar confianza a nuestros ciudadanos en una crisis como esta?”, ha preguntado y ha asegurado que no confían en el Govern.

“Se podía haber no tomado la decisión de confinar Lleida y la tomamos. Tomaremos las decisiones que haga falta. En estos momentos está todo abierto”, ha aseverado el president. “Escucharemos la voz de los expertos siempre”, ha puntualizado. “A la que escuche un confinamiento domicialiario de nuestros expertos, tomaré la decisión”, ha avisado -Vergés, la consellera de Salud, también ha dejado la puerta abierta a este escenario en función de la evolución-, tras protagonizar un momento de tensión con Iceta porque le ha recriminado que atribuya responsabilidades permanentemente al Estado, al que le ha espetado: “La culpa es de Madrid y por eso somos independentistas”.

También ha recibido críticas de la CUP, que ha acusado al Govern de “poca anticipación”. El president ha replicado, primero agradeciendo a todos los temporeros que han venido a Cataluña a trabajar, y después cargando contra Madrid: “Si el Estado hubiera actuado como tendría que haber actuado, no nos encontraríamos en esta situación”, ha apuntado Torra, en alusión a la exigencia de que se regularice a todos las personas extranjeras que vienen a trabajar al campo. “Seré coherente con lo que he dicho siempre. En estas crisis sanitarias se debe actuar siempre de la manera más rápida y radical posible. Desde tres puntos de vista: de emergencia sanitaria, pero también de emergencia económica y social. Por tanto, necesitamos máxima protección a los temporeros. Si no pueden ir a trabajar para estar aislados, se debe compensarles y ayudas a los empresarios”, ha explicado.

La diputada de la CUP, Natalia Sánchez, ha respondido que con agradecimientos no es suficiente y ha pedido que se confine la “explotación laboral”. “Evaden sus responsabilidades en cuanto administración pública y sus competencias en trabajo. ¿Qué ha hecho el departamento de trabajo y agricultura? Usted me responde con derivadas o cuestiones que no tienen nada que ver”, ha añadido.