Cristophe Brognaux: «Necesitamos alineación global para una economía sin CO2»

El especialista, socio senior y director de Boston Consulting Group (BCG) compartió sus conocimientos el pasado martes en Energy Prospectives

Cristophe Brognaux
Cristophe BrognauxJAVIER ARIAS

Cristophe Brognaux es el director y socio senior de Boston Consulting Group (BCG), así como responsable global de los sectores de generación, renovables y «utilities». Durante su ponencia en Energy Prospectives,el experto analizó la innovación y la digitalización como elementos fundamentales para la descarbonización de la economía y el ahorro energético.

–¿Será capaz Europa de lograr la descarbonización en 2050?

–Eso espero. Sin embargo, existen varias cuestiones a tener muy en cuenta. Si queremos descarbonizar, necesitamos resolver muchas cosas. Y se pueden hacer varias que tengan un impacto positivo en el PIB. Eficiencia energética, más energías renovables, sustituir el petróleo y el carbón por una mezcla de renovables y gas natural, la electrificación del transporte ligero. Y, dependiendo de los países, eso representa un 75 o un 80 por ciento de los esfuerzos que habrá que hacer. En cuanto al resto de asuntos, necesitamos también nuevas tecnologías, como la del hidrógeno u otro combustible limpio; poder almacenar el CO2 que proceda de la fabricación del cemento o del acero; y también poder reducir las emisiones de metano del ganado. Y, más importante aún, necesitamos alineación a nivel global. Si Europa decide hacerlo, pero el resto de países no lo realizan, simplemente matamos nuestra industria.

–Si países como Estados Unidos, China o la India no desarrollan las energías limpias, ¿servirá de algo el esfuerzo que está haciendo el continente europeo?

–No. Europa es una parte muy pequeña de las emisiones del planeta. Las emisiones futuras van a venir del Asia emergente, de China, de Suramérica y África. Europa, Japón, Corea, Estados Unidos y China juntas no bastarían. Ni siquiera sería suficiente si esos países lo hicieran y el resto no.

–¿Qué papel tienen reservado las fósiles hasta 2050?

–Hay un primer paso, durante el cual necesitamos energía fósil para equilibrar las renovables cuando no hay ni sol ni viento. Esa energía debería ser el gas, más que otra. Y hay otra necesidad también de energía fósil para la industria petroquímica. A largo plazo, 2050 o más, necesitamos haber visto la manera de equilibrar las energías renovables no fósiles, mejor dicho, que no emitan, o bien haciendo hidrógeno verde, para que además sea rentable.

–Las empresas energéticas españolas, ¿están bien posicionadas?

–España ha sido uno de los primeros países de Europa en tender hacia las energías renovables. Y, lógicamente, el resultado es que en la actualidad hay varias empresas que están bastante bien colocadas. Naturgy e Iberdrola, por ejemplo, se encuentran entre las cinco o seis mejores eléctricas a nivel europeo. En cuanto al petróleo, me intriga mucho lo que está haciendo Repsol, avanzando hacia una energía descarbonizada de manera bastante agresiva.