Del «optimismo» con Aragón y Cataluña a la dureza con Madrid

Es la segunda comunidad con menos mortalidad y tiene una buena capacidad de diagnóstico, con pruebas PCR por encima de la media

Las declaraciones del pasado lunes del director del CCAES, Fernando Simón, en las que señalaba que “una gran parte de los diagnósticos y las defunciones se deben fundamentalmente a una comunidad autónoma, Madrid” ha abierto de nuevo la caja de los truenos entre el Gobierno de la nación y la Comunidad de Madrid. El propio presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, tuvo que salir ayer en apoyo del epidemiólogo señalando que hay inquietud en el Ejecutivo por la evolución de la pandemia en la Comunidad de Madrid.

Lo cierto es que la región, al igual que muchas otras zonas de España, está ahora mismo sufriendo las consecuencias del incremento de contagios y brotes que, por otra parte, se iniciaron en otras partes del país y que tarde o temprano iban a llegar, como muchas veces ha señalado Simón en rueda de prensa, porque se trata de una de las comunidades autónomas con mayor número de población de España; por su situación, que hace que sea un nudo de comunicaciones por el que a diario pasan miles de personas, y por el momento, cuando muchos madrileños de vacaciones en otros puntos geográficos han vuelto a su región.

Llamativa es asimismo la forma en la que Fernando Simón ha abordado, por ejemplo, los brotes que se produjeron a finales de julio y primeros de agosto en Aragón y Cataluña y los que ahora vive Madrid. Siempre fiel a las cifras de los informes, el epidemiólogo ofreció una visión “optimista” del tratamiento de la pandemia en esas dos regiones, recalcando los esfuerzos y los medios que se estaban empleando para controlarla, algo que se ha echado en falta en Madrid. Por ejemplo, el pasado 16 de julio, en plena ola de brotes en Aragón y Cataluña, señalaba que «hay transmisión comunitaria, tenemos que ser precavidos porque es preocupante, pero hay indicios que nos indican que las medidas que se están aplicando pueden tener un impacto muy importante a la hora de poder controlar los contagios “.

Las cifras

¿Es mucho peor realmente la situación en la Comunidad de Madrid que en otras regiones? Hasta el pasado mes de julio hubo un total de 288.522 casos confirmados por prueba de diagnóstico PCR en toda España. Agosto se cerró con 462.858, lo que supone 174. 336 casos más. De los nuevos contagios, un total de 49.912 correspondieron a Madrid (un 28,62%), seguida de Cataluña, con 30.693 (17,6%). Cataluña y Aragón centraron la preocupación de las autoridades sanitarias durante el mes de julio y parte de agosto debido en su mayor parte a los brotes asociados a trabajadores temporeros del sector hortofrutícola, aunque también fue muy importante la transmisión detectada en el área metropolitana de Barcelona. A lo largo de varias semanas Aragón lideró las cifras de nuevos contagios, y llegó a registrar una incidencia acumulada superior a los 560 casos por 100.000 habitantes en la primera semana de agosto, aunque la comunidad ha podido reducirla hasta los 318,96 de los datos informados ayer por el Ministerio de Sanidad para los últimos 14 días. Un informe del pasado 4 de agosto elaborado por la Generalitat de Cataluña situaba la incidencia media acumulada de toda la comunidad desde el 11 de mayo en 356 casos y ayer era de 179 en los últimos 14 días. La Comunidad de Madrid ha seguido un proceso inverso, ya que ha ido creciendo desde los 44 positivos por 100.000 habitantes del 31 de julio a 479,44 de los últimos 14 días. Ayer la IA media en toda España para ese mismo periodo era de 212,41.

Otro de los aspectos muy importantes a tener en cuenta la evolución de la epidemia es la mortalidad, y de ello no han hablado ni Simón ni Sánchez. La Comunidad de Madrid es en este momento una de las que mejor está controlando la tasa, y está la penúltima de la tabla en número de fallecimentos, solo La Rioja registra mejores datos. Así, según el INE, Madrid (con una población de 6.663.394 habitantes) registra 1 fallecido por 100.000 habitantes. A la cabeza de la lista se sitúa Extremadura, con 25,8 fallecidos por 100.000. La segunda posición es para Castilla y León, con 21,42 fallecidos. Aragón tendría 16,6 por 100.000 y Cataluña 3,9 por 100.000.

Por último, es de destacar la capacidad de diagnóstico de la comunidad que preside Ayuso. Hasta el 27 de agosto se habían realizado en toda España 6.416.533 pruebas PCR, lo que supone 136,23 test por cada 1.000 habitantes. En la Comunidad de Madrid hasta esa fecha se habían realizado 1.154.932, lo que representa 172,75 por cada 1.000 habitantes, por encima de la media, y se sitúa séptima de todo el país. El País Vasco es en esta ocasión la que lidera la tabla, con 248,92 por cada 1.000 habitantes, seguida por Navarra (235,17) y Asturias (213,44). La región que menos realiza es Andalucía, con 63,74.