La patronal del ocio nocturno exige la retirada de la última campaña del ministerio de Sanidad

Denuncian que el departamento que dirige Salvador Illa hace un “daño injustificado” al sector cuando las discotecas llevan un mes cerradas y más de la mitad no han abierto en los últimos seis meses

La Federación Nacional de Empresarios de Ocio y Espectáculos “España de Noche” y la patronal Spain Nightlife han mostrado su indignación y pedido la retirada de la última campaña de concienciación del Ministerio de Sanidad, que vincula ocio nocturno con contagios y muertes por coronavirus.

El sector ha denunciado el uso de la imagen de una discoteca en el cartel oficial de la campaña, donde aparece una discoteca y al lado otra de un enfermo grave de covid-19 en un hospital. Reclaman que el departamento que dirige Salvador Illa cambie la imagen por la de un “botellón”, verdaderos causantes del aumento de contagios según ellos.

“Consideramos la imagen más que desafortunada y un golpe bajo a nuestros empresarios y trabajadores, ya que las discotecas de toda España llevan un mes cerradas, por no decir que el 60 % de ellas llevan seis meses sin levantar su persiana, por lo que difícilmente pueden ser estos locales los causantes de ninguna muerte”, ha alegado al respecto la citada patronal.

España de Noche ha indicado que la campaña constituye un “injusto acoso” y una estigmatización del sector del ocio nocturno y ha denunciado la impunidad con la que se desarrollan actividades clandestinas como botellones o fiestas.

Por ello, exigen al Ministerio de Sanidad que retire la imagen que ahora figura en el póster de la campaña y que coloque en su lugar “la imagen de un botellón, como los miles de ellos que se producen cada noche habida cuenta de la inexistencia de oferta de ocio nocturno legal ya que todos los locales se encuentran cerrados”.

Por su parte, Spain Nightlife ha calificado la campaña de Sanidad de un “golpe bajo al sector” y ha pedido más ayudas porque el sector “se encuentra al borde de la ruina”.

España de Noche también lamenta la falta de sensibilidad y humanidad del Gobierno a la hora de abordar la situación del sector más perjudicado por la pandemia.