Aumenta un 23% el número de extranjeros que llegan a España

El número de extranjeros que llegaron a España durante el primer semestre de 2018 alcanzó las 248.716 personas, lo que se traduce en un 23% más que en el mismo periodo del año anterior (200.795)

Por nacionalidades, las comunidades que más aumentaron su población fueron la venezolana (18.749 personas), la colombiana (16.794) y la marroquí (10.356) / Efe
Por nacionalidades, las comunidades que más aumentaron su población fueron la venezolana (18.749 personas), la colombiana (16.794) y la marroquí (10.356) / Efe

El número de extranjeros que llegaron a España durante el primer semestre de 2018 alcanzó las 248.716 personas, lo que se traduce en un 23% más que en el mismo periodo del año anterior (200.795)

La población de España aumentó en 74.591 personas durante la primera mitad del año y se situó en 46.733.038 habitantes, por lo que se consolida así el crecimiento de población iniciado en el segundo semestre de 2016. Pero, ¿este incremento obedece principalmente a la inmigración? Según se desprende de los datos provisionales de las cifras de población correspondientes a 1 de julio de 2018, publicados ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE), el número de extranjeros que llegaron a España durante el primer semestre de 2018 alcanzó las 248.716 personas, lo que se traduce en un 23% más que en el mismo periodo del año anterior (200.795). O dicho de otro modo: del incremento total de 183.993 personas que se produjo en ese tiempo, 47.921 procedían de otros países.

Por nacionalidades, las comunidades que más aumentaron su población fueron la venezolana (18.749 personas), la colombiana (16.794) y la marroquí (10.356), mientras que los descensos más acusados se detectaron entre las de Reino Unido (con una caída de 4.318 ciudadanos), Ecuador (3.205) y Rumanía (2.364). De modo que, mientras la población de extranjeros creció, la nacionalidad española se redujo en 26.179 personas.

En concreto, presentó un saldo vegetativo negativo de 67.788 personas y un saldo migratorio también negativo de 1.690. La suma de ambos no se compensó con las adquisiciones de nacionalidad española que, según los actuales registros provisionales, afectaron a 43.882 personas. En el caso de los españoles nacidos en España, la población se redujo en 66.654 personas en la primera mitad de 2018. En el otro extremo de la balanza, las poblaciones con mayor crecimiento de ciudadanos fueron las Islas Baleares (0,83%), la Comunidad de Madrid (0,58%) y las Islas Canarias (0,53%).