Cáritas afirma que no atendía a los fallecidos desde hace dos años

Las parroquias y Cáritas del arciprestazgo de Alcalá de Guadaíra (Sevilla) han informado hoy de que la familia fallecida este fin de semana supuestamente por una intoxicación alimentaria no ha sido atendida por esta asociación "desde hace al menos dos años".

En un comunicado, Cáritas ha señalado que los alimentos que podrían haber provocado la muerte de tres vecinos de Alcalá "en ningún caso tienen su procedencia en el reparto de productos alimenticios que habitualmente realizan las Cáritas parroquiales"de esta localidad sevillana.

Tras lamentar el "tristísimo suceso", dar el pésame a los familiares y desear el restablecimiento de la joven ingresada en el hospital, la asociación señala que los alimentos que reparten las seis Cáritas parroquiales de Alcalá "reúnen las condiciones sanitarias (procedencia, envasado, etiquetado y fecha de caducidad) que los hacen perfectamente útiles para el consumo humano".

"Desde las parroquias de Alcalá y desde sus Cáritas parroquiales, queremos hacer un llamamiento a la responsabilidad de todos, para que hechos como el ocurrido en estos días no vuelvan a suceder", ha señalado esta organización.

Cáritas insta a los poderes públicos municipales a que pongan a disposición de la ciudadanía todos los medios que estén a su alcance, económicos y humanos, y que aceleren los trámites burocráticos para que las personas necesitadas puedan disponer de las ayudas necesarias.