Actualidad

A la búsqueda del Homo Antecessor

Investigadores de los yacimientos de Atapuerca inician este año la excavación en toda la extensión del nivel 7 de la Sima del Elefante, el más antiguo de la sierra burgalesa, datado en 1,4 millones de años

Investigadores de los yacimientos de Atapuerca inician este año la excavación en toda la extensión del nivel 7 de la Sima del Elefante, el más antiguo de la sierra burgalesa, datado en 1,4 millones de años

Descifrar un poco más el complicado mapa evolutivo de la especie humana, en general, y ahondar en el conocimiento del Homo antecessor, en particular, para obtener más datos de una especie que los expertos consideran «clave» en la evolución del «Homo sapiens», y que en los próximos años copará titulares y espacio en los medios de comunicación, son los objetivos que se marcaban los científicos al inicio, hace algo menos de un mes, de la campaña de excavaciones en los yacimientos burgaleses de Atapuerca, uno de los más prolíficos de Europa. Una temporada que será, además, la más larga de cuantas se han realizado hasta el momento.

Durante junio, alrededor de 75 personas han estado trabajando sin descanso en los yacimientos de Sima del Elefante, Galería, Gran Dolina, donde se confía en que pueda dar sorpresas en esta campaña, y Cueva del Mirador. Mientras que a lo largo de este mes de julio se está excavando en la Cueva Mayor (Portalón, Sima de los Huesos y Galería de las Estatuas), así como en el asentamiento al aire libre de Fuente Mudarra. En las excavaciones trabajan a lo largo de toda la campaña, que terminará a finales de este mes, cerca de 300 personas. En el caso de la Gran Dolina, se culminará la excavación en dos niveles distintos: el TD10, de unos 400.000 años, cuyos restos tienen correspondencia con la Sima de los Huesos en cuanto a datación similar, y el TD4, de entre 900.000 y un millón de años.

Sin fósiles en el nivel 8

Pero según avanzaba ayer la científica Rosa Huget, a EFE, el equipo de investigación de los yacimientos iniciará este año la excavación en toda su extensión del nivel 7 de la Sima del Elefante, el más antiguo hasta la fecha en la sierra, datado en 1,4 millones de años. Todo está preparado para acometer la excavación, ya que, además, y según las catas que se han realizado, el nivel intermedio, el 8, no tiene fósiles. Un yacimiento en el que de momento sólo se han encontrado una mandíbula y una falange, pero que se cree que pueden albergar muchos más que ayuden a conocer más cosas de esta «especie indeterminada» que, según José María Bermúdez de Castro, uno de los codirectores del yacimiento, podría ser la primera en haber llegado a Atapuerca.

Los próximos años serán determinantes y De Castro señala que se está más cerca de volver al nivel TD6, de Gran Dolina, donde se sabe que existen gran cantidad de restos humanos. Entre ellos, al menos un millar de Antecessor, lo que confirmaría la teoría que manejan los científicos de Atapuerca de que esta especie es el ancestro común de los neandertales y las poblaciones modernas. «En este nivel TD6 nos esperan cientos de restos de Homo antecessor. Esta especie se pondrá de nuevo de moda, precisamente gracias a los estudios del ADN de los fósiles de la Sima de los Huesos», señalaba recientemente de Castro. Si bien, y aunque en las investigaciones realizadas en los últimos años se refuerza esta teoría que ya plantearon hace casi veinte años los investigadores de Atapuerca, el propio codirector de la sierra tiene claro que aún es pronto para llegar a una buena definición de esta especie, y que habrá que esperar a los fósiles que se encuentren dentro de al menos cinco años.

Pero lo que sí tienen claro todos los investigadores y científicos es que Atapuerca «es el gran puzle de la evolución humana», en el que las piezas de los diferentes yacimientos van encajando poco a poco.