Actualidad

Desarrollan un método de impresión 3D que hace crecer el cabello

Tras tres semanas de tratamiento, aparecieron folículos pilosos y comenzaron a crear cabello

Tras tres semanas de tratamiento, aparecieron los folículos pilosos humanos y comenzaron a crear cabello

Publicidad

Un grupo de investigadores del Centro Médico Irving de la Universidad de Columbia (CUIMC) de EE.UU ha desarrollado folículos pilosos con un método basado en la impresión 3D para hacer crecer el cabello humano, lo que podría mejorar el acceso de un mayor número de pacientes a una cirugía de restauración de pelo y supondría un avance para la industria farmacéutica.

Anteriormente, la impresión 3D se había utilizado para detener la pérdida de cabello, sin embargo, esta técnica funcionaba en los ratones pero no en las células humanas. Para romper esta resistencia, la doctora Angela Christiano, fundadora de Rapunzel Bioscience Inc., ha estado tratando de crear condiciones que imitan el entorno en el que se desarrollan las células capilares. Así, los investigadores han tratado de crear pequeñas esferas de células dentro de gotas de líquido, pero cuando estas se han implantado en ratones, los resultados han demostrado que las células de algunas personas han creado cabello nuevo y otras no.

Folículos tras tres semanas de tratamiento

En este estudio, publicado en 'Nature Communications', el equipo ha alimentado estas células con una combinación de factores de desarrollo que incluye inhibidores de JAK, que estimulan el crecimiento del cabello. Tras tres semanas de tratamiento, aparecieron los folículos pilosos humanos y comenzaron a crear cabello.

Publicidad

De este modo, aunque el método necesita ser optimizado, los folículos pilosos humanos creados de esta manera podrían generar una fuente ilimitada de nuevos folículos pilosos para los pacientes que se someten a una cirugía robótica de restauración capilar. Para llevar a cabo este procedimiento se requiere la transferencia de aproximadamente 2.000 folículos pilosos. Asimismo, estos folículos podrían ser utilizados por la industria farmacéutica para detectar nuevos medicamentos para el crecimiento del cabello.

Así, Christiano ha concluido que con este trabajo "podemos crear una granja capilar, una cuadrícula de pelos que están estampados correctamente y diseñados para que puedan ser trasplantados de nuevo en el cuero cabelludo de ese mismo paciente". Por otra parte, ha añadido que este avance amplía la disponibilidad de la restauración de cabello a todos los pacientes, ya que "la cirugía de restauración capilar ya no estaría limitada por el número de pelos de los donantes".

Publicidad