La ESA colaborará con la NASA en la misión tripulada Orión

La NASA y la ESA han anunciado los detalles de su cooperación en el programa de vuelo espacial tripulado Orión, que la agencia espacial estadounidense quiere llevar a cabo en 2017. Según han informado, en rueda de prensa, la nave Orión contará con un módulo de servicios similares a los vehículos de almacenamiento ATV que fabrica la ESA, que proporcionará propulsión y energía a la nave espacial, así como una carga de oxígeno, agua y otros elementos de apoyo a la vida para mantener a los astronautas.

La ESA ha indicado que el módulo será un cilindro de 2,7 metros de largo y 4,5 metros de diámetro, similar a un ATV, pero la mitad de largo. Además, la misión de la ESA en esta misión incluye una mejora de la configuración de los paneles solares que contienen los cargueros ATV.

La agencia europea ha indicado que el panel será un poco más corto pero más ancho y utilizarán tecnología de arseniuro de galio para suministrar electricidad de hasta 11 kW, lo suficiente para satisfacer las necesidades básicas de una misión de estas características. La ESA ha explicado que estos paneles solares ofrecerán una eficiencia un 30 por ciento de conversión de energía solar, en relación a los paneles solares actuales de las ATV, que consiguen el 17%.

Por otra parte, para impulsar hasta Orión a través del espacio, la NASA suministrará a este módulo de servicios un motor adicional, que será reciclado de otro lanzador. Esta misión fue cancelada por Obama en 2010 por falta de fondos y retomada un año más tarde, por ello la NASA ha decidido hacer una misión lo más 'low cost' posible.

La agencia espacial estadounidense ha señalado que quiere hacer un primer vuelo de prueba no tripulado con esta nave en 2017, lo que significa que la ESA tendrá que entregar el módulo en 2016. "Se trata de un plazo breve, pero la gente detrás de ATV se han acostumbrado a la entrega de una nueva nave en menos de 20 meses", ha indicado el director de la agencia espacial Europea, Jean Jaques Dordain.

Después de que el vuelo de prueba, ATV y Orión se dirigirán a la Luna y posteriormente se espera que sean el vehículo para que el hombre llegue a pisar un asteroide.

Los expertos han indicado que la ESA deberá pagar a Estados Unidos 450 millones de euros por el uso de la Estación Espacial Internacional (ISS) durante el periodo 2017-2020, pero esta cantidad no es necesario abonarla en metálico y, de hecho, la NASA habría solicitado ayuda a la ESA en esta misión a cambio del 'alquiler' del módulo espacial.