2015, el año del atracón

Imagen del nuevo tráiler de «Better Call Saul», el «spin-off» (proyecto nacido de otro anterior) de «Breaking Bad», que se estrena el 8 de febrero
Imagen del nuevo tráiler de «Better Call Saul», el «spin-off» (proyecto nacido de otro anterior) de «Breaking Bad», que se estrena el 8 de febrero

El año pasado, las cadenas americanas produjeron 328 ficciones en televisión, cifra que podría aumentar en éste.

¿Nervioso porque no ha visto ningún capítulo de «Mad Men», ni la siguiente entrega de «Girls» y no llegará a tiempo de ponerse al día con «The Walking Dead?». Pues ya va a ser difícil que lo consiga, porque 2015 puede convertirse en el año en el que más ficción se estrene de la historia de la televisión y su única opción sea pegarse el famoso «Binge watching» o atracón. Según un estudio de la cadena de cable americana FX, a partir de los datos de la consultora Nielsen, 2014 fue el de mayor producción de series (dramas, comedias y miniseries) con 328 productos gracias a la aparición de nuevas plataformas de vídeo bajo demanda con contenidos propios, el despertar de canales que hasta ahora no habían demostrado interés en la creación de nuevas ficciones y la apuesta por series originales en vez de reposiciones durante el periodo vacacional. A todo esto hay que sumar las incorporaciones de grandes nombres de la dirección y la interpretación al mundo televisivo. Los últimos, Woody Allen, Al Pacino y Ridley Scott.

El valor de los premios

El estudio revela que, del total, 124 de esas ficciones están producidas por las cadenas en abierto (CBS, ABC, FOX, NBC y The CW), pero poco a poco las nuevas plataformas de vídeo bajo demanda van ganando fuerza y en 2014 estrenaron, entre Netflix, Amazon, Hulu y Crackle, 24 que han enganchado a crítica y público. Además, muchas de ellas han sido reconocidas con premios, como los dos Globos de Oro de «Transparent» y el que le concedieron a Kevin Spacey por «House of Cards». Por su parte, las cadenas de pago han generado 180 nuevas series, lo que supone el doble que en 2010 (91). Otro de los pilares de esta tendencia de aumento progresivo llega de la mano de canales que se han apuntado a la producción propia el año pasado, como WE TV («The Divide»), WGN América («Salem») y Bravo («Girlfriend’s Guide to divorce»). Asimismo, Amazon sigue lanzando nuevos pilotos, y Yahoo! y PlayStation Network han decidido entrar en la producción.

Después de Woody Allen, otros talentos de Hollywood se van acercando a la producción de formatos televisivos. Al Pacino está sopesando participar en una serie sobre los últimos días de Napoleón en la isla Santa Helena, y Riddley Scott, según «Deadline», producirá una miniserie ambientada en la Guerra de Secesión para la televisión pública PBS.

En España el número de producciones propias mantiene cierta estabilidad (en 2014 Atresmedia estrenó 9 y Mediaset, 8), y los últimos datos ofrecidos por el informe anual de la Fundación Telefónica, «La sociedad de la información en España», aseguran que la tendencia del streaming (reproducción sin descargar el contenido) y el pago por visión siguen aumentando. Los resultados apuntan a que se afianza el consumo a través de la televisión (83%), pero el uso de éste entre los usuarios en abierto es ya del 75% y entre los de pago un 73%.