Cuatro bodas y la vida en un penal

Antena 3 prepara un programa de enlaces con desconocidos y una serie en una cárcel

El cartel promocional de «Married at First Sight» subraya que ambos concursantes llegan a contraer matrimonio sin haberse visto antes

Antena 3 no podía empezar mejor 2015, el año en que cumple 25 en emisión. Para rematar sus propuestas, la cadena de Atresmedia ha decidido apostar muy fuerte por dos de los pilares de su programación: la ficción y los espacios de entretenimiento. Así, a los títulos de series que se encuentran actualmente en antena, como «Velvet», que estrenará el primero de sus últimos cuatro episodios el próximo lunes, y al éxito de su nueva comedia de los miércoles, «Algo que celebrar», se unirá pronto la segunda entrega de la revelación de la temporada pasada, «Sin identidad», protagonizada por Megan Montaner. En la recámara todavía quedan por debutar «Bajo sospecha», «Ahí abajo» y «El incidente». Pero lejos de quedarse ahí, ya hay dos nuevos proyectos que están en fase de producción: un programa con un formato desconocido en nuestro país y una ficción ambientada en una cárcel.

Antena 3 se encuentra en estos momentos produciendo la adaptación de «Married at First Sight», que llevará el título de «Casados a primera vista» y se emitirá próximamente en horario de «prime time». Se trata de un formato que ya ha pasado con buena audiencia por Estados Unidos, Alemania, Dinamarca y Noruega, entre otros países, y que en España estará producida por Boomerang TV.

Parejas perfectas

La idea original es danesa y en ese país ha conseguido cosechar grandes cifras, superando la media del canal en tres puntos y convirtiéndose en uno de los cinco programas más vistos. «Casados a primera vista» intenta responder a la eterna pregunta: «¿El amor es ciego»? En el espacio participarán tres colaboradores, una psicóloga, una sexóloga y un psiquiatra, que decidirán entre cientos de perfiles de aspirantes (en la versión danesa, más de 600 de entre 26 y 33 años), hasta quedarse con ocho participantes. Teniendo en cuenta sus evaluaciones psicológicas, estudios sexológicos, personalidad, antecedentes y objetivos, pondrán en contacto a los consursantes entre ellos hasta formar parejas perfectas de gente que no ha conseguido encontrar a la persona de su vida por sus propios medios. Pero todo esto, sólo considerando su personalidad y no su apariencia, ya que la gracia del programa está en ese punto, puesto que una vez que los colaboradores han seleccionado a las parejas, éstas se verán por primera vez cara a cara delante del altar minutos antes de contraer matrimonio (lo que en inglés se denomina enlace pactado o «matchmaking»).

Desde ese momento comenzará el auténtico reto del formato. «Casados a primera vista» acompañará a estas cuatro parejas de desconocidos recién casados en los días posteriores al enlace, desde la luna de miel y cada jornada en su vida matrimonial hasta que hayan cumplido cuatro semanas juntos. Pasado ese tiempo, deberán decidir si la compenetración y la compatibilidad son suficientes para permanecer casados y si seguirán su vida juntos, o si directamente firman los papeles del divorcio. Para aquellos que achacaron cierta frivolidad al formato, la versión danesa ha sido un éxito, aparte de por la audiencia, porque dos de las tres parejas acabaron manteniendo sus votos, bien porque encontraron a la persona perfecta o porque aún les dura el shock de casarse con un auténtico desconocido.

Ficción entre rejas

En las próximas semanas comenzará el rodaje de la nueva serie de Antena 3, «Vis a vis», producida por Globomedia, que narrará las experiencias de Macarena, una joven reclusa en una prisión de mujeres, lo que recuerda al éxito de Netflix «Orange is the New Black».